miércoles, 25 de noviembre de 2009

TOLERANCIA CERO

A veces recibo mails privados que me desconciertan por completo, y acabo de recibir uno en este sentido. Si he colgado lo de Ayn Rand dos posts más abajo no era por "defender" su ideología, o mostrar que la Rand "mola más de lo que suele decirse", o "probar" que no estaba tan loca como algunos afirman. Lo he colgado sencillamente porque, 1) la historieta de Peter Bagge sobre Rand me ha hecho gracia, y 2) me ha parecido una curiosidad destacable que quería compartir aquí en el blog con vosotros. Personalmente no entiendo esa necesidad que tienen algunas personas de identificarse (en lo personal o en lo político) con artistas, escritores y pensadores para interesarse por ellos. La Rand me parece una figura no sólo interesante sino fascinante, más allá de que esté o no esté de acuerdo con sus postulados (soy un firme defensor del intervencionismo estatal, por ejemplo, lo cual era anatema para Ayn Rand), y me lo parece, fascinante digo, por muchas razones, y ese punto demente que había en su personalidad no es una de las menores. Eso por no hablar de la enorme influencia práctica que sus ideas han tenido, y siguen teniendo, en el pensamiento de los estadounidenses, particularmente entre jóvenes universitarios. O por no hablar tampoco de la que tuvo en ciertos autores de cómic bastante famosos, con Steve Ditko a la cabeza. Luego, no sé si me explico, despreciar la figura de Rand sólo porque no estás de acuerdo con su pensamiento o porque "te cae mal" me parece un poco infantil. Se nos llena la boca con palabras oomo tolerancia (una de las bases, se supone, de nuestras sociedades abiertas democráticas) y luego no podemos soportar a aquellos que piensan de forma distinta a la nuestra. Fin de la aclaración.

10 comentarios:

Bruce dijo...

Se te entiende perfectamente. Se entendía ya en el post de Bagge sin necesidad de aclaración.

PAblo dijo...

Es que eso de la tolerancia suele quedarse en la boca pero no llega al cerebro.... :-(

Impacientes Saludos.

Bruce dijo...

Ayn Rand sigue creando polémica. Al final me van a entrar ganas de leerla.

Jorge dijo...

Yo no entiendo que Rand sea tan relevante para tanta gente. Pero menos aún entiendo que cree polémica.

No estoy en contra de sus ideas, de hecho algunos de los autores que más han influido en mi pensamiento son gente como Hayek, Von Mises o Hazlitt, defensores del libre mercado y enemigos del intervencionismo más que nadie (lo de Hayek es exagerado), es sólo que en Rand no veo una teoría base.

Celestino dijo...

Yo creo que Rand tuvo que defender obligada el capitalismo para no ser acusada de comunista en su época...por eso ese es el punto que más cojea y contradice sus "doctrinas"....

Por otro lado, con ese punto el objetivismo se convierte en una justificación para cometer todo tipo de crímenes políticos y económicos, cuando la doctrina real promulga la búsqueda de la felicidad y la lucha espiritual por no ser infeliz en un mundo material...

Claro, si a 20 hijos de puta que controlan el mundo les hace feliz matar de hambre y esclavizar al 80% de la población mundial pos el objetivismo dice que está bien....pero ¿de qué sirve la intervención del estado si este también es propiedad de los bancos de esos hijos de puta????.....

Es un tema complicado, peligroso y dado a muchas interpretaciones....no me estraña que esté tan de moda ahora entre los universitarios USA...justifica y disfraza su avaricia natural...

Pepo Pérez dijo...

Bueno, creo que la cosa es algo más compleja, y no "natural" sino cultural. Rand es muy popular en EEUU desde hace décadas, y personalmente creo que lo es porque su discurso entronca muy bien con las raíces liberalistas estilo USA, y también con el individualismo estadounidense, el culto a la meritocracia, etc. Luego está, por supuesto, lo que sucedió con la familia (de clase media) de Rand en Rusia, que marcó a fuego su pensamiento de por vida. Tras la revolución soviética, a su padre le confiscaron el negocio familiar, una farmacia. Más tarde Rand fue a EEUU visitar a unos parientes y decidió no volver nunca más a su país. Era una refugiada, vamos.

Jorge dijo...

Celestino, sobre lo que comentas de los bancos: Si hay intervencionismo de verdad, los bancos no controlan a nadie. Porque en casos de auténtica intromisión estatal, los bancos están nacionalizados... Y en casos normales, sujetos a regulaciones. Quicir, que los bancos controlan cuando el laissez faire es un putiferio, como ha sido recientemente.

javi dijo...

A mi me has picado la curiosidad... Años ha que me tropiezo aquí y allá con el nombre de esta señora e igual ahora me animo y le pego un tiento... ¿qué se recomienda que no sea tocho?

Creo que lo comenté cuando lo de la carrera política de Chester Brown, que esas ideas del ultraindividualismo hay que tratar de imaginarlas en su contexto, en los enormes espacios abiertos de Norteamérica, Australia, Rusia... Creo que aquí por fuerza cuesta entenderlo y no veo que pueda ser aplicable en una versión maximalista, al igual que las ideas que vengan del petadísimo sudeste asiático o la India tienen que ser igualmente contextualizadas. Pero bueno, tampoco quiero meterme en un debate sobre el asunto... A lo que iba es que estoy de acuerdo con el post. Hay que leer de todo, para poder juzgar. Lo demás es dogma.

Y por cierto: alucinante lo del editorial conjunto de la prensa catalana (por conjunto, no por otra cosa, que no se me malentienda). Ése es el verdadero problema, no la Rand.

Pepo Pérez dijo...

EL MANANTIAL, pero es un tocho. Me la prestó un amigo, al que, por cierto, tengo que devolverle el libro.

El individualismo estadounidense también es complejo, bastante más de lo que vemos desde aquí... Es paradójico, porque junto a esa noción de interés propio, y de reivindicación del "self", del "este soy yo", "me dedico a esto y a esto otro", allí también existe una cultura muy de crear comunidades, asociaciones, grupos donde el individuo pueda integrarse...

Y sí, creo que tienes razón, Javi, que los espacios abiertos del país -y su propia fundación como Estado- tienen todo que ver con estas características culturales que estamos comentando...

santibilbo dijo...

Completamente de acuerdo en lo que dices en este ultimo comentario Pepo.En el libro de La ciudad de las redes, una historia más o menos documentada del Hollywood dorado hay un capítulo muy interesante sobre la Rand.Yo no he leido el libro pero la peli de Vidor me parece impresionante, inquietante y poderosa.
Como dice Jorge , el pensamiento de Hayek o Mises no se pueden echar a la basura como si fueran plumillas del capitalismo.sE PUEDE ESTAR O NO DE ACUERDO, pero el filo de sus argumentos no se mella con soflamas bienpensantes.
En cuanto a los espacios abiertos y las mitologías está claro que el hombre se inventa utopías para ejercitar sus pasiones. el individualismo es otra más, ;como todas, visualizan un anhelo secreto, son muy hermosas, pero están empedradas con puñales