domingo, 1 de noviembre de 2009

LA PALABRA Y EL DIBUJO

"La historia más grande jamás contada se ha convertido en la historia más grande jamás dibujada por mano de Robert Crumb, que ha realizado durante los últimos cinco años la que podríamos denominar “novela gráfica definitiva”, el hito final que confirma el tránsito realizado por el cómic durante la última década desde los arrabales de la cultura a sus esferas más prestigiadas.

Por supuesto que el Génesis de Robert Crumb no es la primera adaptación (parcial) de la Biblia a las viñetas. Las sagradas escrituras han sido tradicionalmente fuente de numerosas historietas didácticas infantiles y hasta se han visto convertidas en manga. Pero este libro tiene un carácter completamente distinto, en primer lugar por ser su autor quien es. Y es que Crumb no es sólo el historietista más importante de la historia; es, sencillamente, uno de los mayores artistas vivos del mundo.

(...) El Génesis puede verse, más que como una excursión inesperada, como la clave maestra para interpretar toda la obra de Crumb, que se revela a su luz como un inmenso proyecto para descifrar los mecanismos secretos de funcionamiento de la sociedad humana y de su unidad más esencial, la familia. Los comentarios sobre el texto que introduce Crumb en la parte final, donde analiza los mitos mesopotámicos que pudieron servir de material de base para las sagradas escrituras, muestran su interés por encontrar el sentido a lo que parece una caprichosa acumulación de sucesos descabellados. No es de extrañar que Crumb se sintiera atraído por un texto en gran medida velado y alegórico, informe y brutal, porque en eso se parece a las historietas que lleva realizando toda su vida.

Para Crumb, la Biblia no es la palabra de Dios, sino la palabra de los hombres, y su dibujo pone de manifiesto esa humanidad divina, ya que, por mucho que se empeñe el autor, no existe la fidelidad, sino la pretensión de fidelidad. El dibujo relee implícitamente las palabras. Decía Barthes que “El cuadro, escriba quien escriba, no existe sino en el relato que se hace de él”, y podríamos decir en este caso que el texto, dibuje quien dibuje, no existe sino en el relato gráfico que se hace de él. Igual que Pierre Menard reescribió el Quijote palabra por palabra como una obra propia, Crumb ha reescrito el Génesis dibujo por dibujo haciéndolo suyo".
Santiago García, ayer en el cultural ABCD. Texto íntegro en su blog

11 comentarios:

Agu Ariza dijo...

Esta tarde me acabé de leer el Génesis del señor Crumb.

En mucho tiempo, es el primer cómic que compró. Se me puso por delante y no pude aguantarme.

Al pricipio, tuve la sensación de estar ante la mismísima puta biblia. Estuve en un colegio católico(de La Salle) y la tengo tan vista que empecé a aburrirme. ¿Qué ha hecho este tío? ¿Se le ha ido la pinza...? Conforme iba avanzando fui encontrtando al gran Crumb, también por que me iba a dentrando en las partes que tengo mas liadas. Poder leer de sopetón y con agilidad la biblia, permite percatarte del espiritu granuja y sinvergüenza de Jacob y compañía. Toda una colección de cabreros despabilados, truquistas, ambiciosos, materialistas y traicioneros que parecen inventados realmente por Mr. Robert Crumb. La narración es fluida y clara, al tiempo que permite que te recrees y pierdas en las ilustraciones de vez en cuando. Me he descojonado en algunas partes que están contadas con un tino magnífico.
Robert Crumb y toda su obra, planean continuamente sobre la lectura y es imposible no tener una media sonrisa preparada pensando en la implicita visión del maestro.

Terminado, te quedas con ganas de más, de los diez mandamientos, de David y Goliath y toda la jarca.

¿cómo consigue despertar en mi tales ganas?

Aún así, aún estando muy bien contado(como el cuenta) y bien dibujado (como el dibuja)...¿qué le ha pasado a este hombre para dedicarse a contar esto?
Mmm. Creo que Robert Crumb se ha jubilado. Lo que ha hecho es jubilarse o al menos terminar de cubrirse las espaldas. Va a ser un exitazo de ventas absoluto para los restos: por un lado la biblia, ese gran best seller. Por otro lado Crumb, esa leyenda viviente del Underground Comix. En tercer lugar, Biblia+Crumb, un matrimonio morboso y llamativo.
Su capacidad subversiva está por ver. Hace falta cerebro y una visión crítica, de respetuoso que ha sido al contar, casi los mismos ingredientes que necesitarías para leerte la biblia y cargartela.

Al menos este génesis entran ganas de leerlo, está de lujo ilustrado y siempre queda un regusto a cachondeo en los dibujos, por más serio que sean.

Espero que vuelva pronto con otra cosa, con lo que sea, todo lo cuenta bien. Qué tío más grande...

Pepo Pérez dijo...

A mí me ha pasado algo parecido. Al principio me aburrí un poco porque todo me "sonaba mucho", es una historia demasiado conocida (o eso creemos), pero conforme iba leyendo cada vez me gustaba más, y me iba metiendo más en el meollo de la historia, sobre todo en el trasunto psicológico (humano, vaya), y cada vez me parecía más y más grande. Es un redescubrimiento del Génesis, tanto por leer muchas escenas menos conocidas (o desconocidas por mí al menos) como por la visión de conjunto que ofrece. Supongo que esto que voy a decir sonará un poco intelectualoide, pero es lo que pienso de veras: a mí me parece un tebeo muy conceptual. Es que es imposible no ver el Génesis con otros ojos leyendo este Génesis (y no me refiero a la intención "sarcástica", que no la hay), tanto por el momento en que se publica esto como por venir de quien viene. Esto enlaza con el aspecto más directamente disfrutable, el más "físico", o sea, los dibujos y las letras (rotulación) desbordantes de Crumb, que siempre son gozosas per se. Su lenguaje propio e intransferible, con el cual ha adaptado el texto del Génesis.

Robur dijo...

Lo que pasa es que la mayoría desconocemos la Biblia, que las biblias infantiles o troceadas que quizás leímos en los coles de curas o esas pelis bíblicas o re interpretaciones, no son la biblia de verdad. El Antiguo Testamento es el que mas se resiente de esa criba. Ademas en el catolicismo parece que se deja la biblia pa los curas y el catecismo (un refrito de lo que consideran aceptable) para los fieles.

En fin que Crumb lo que hace es quitarnos toda la hojarasca, toda el exceso, toda la reinterpretacion, acotación, metalecturas, y otros filtros y presentarnos un texto que a el le cautivo. Pensar que si tanto le interesaba el tema, el podía haber realizado también un tebeo sin ironía pero centrado en las diferentes interpreaciones históricas del Génesis (de las que habla algo en el texto final), un poco como los tebeos de La Edad del Bronze de Shanower, geniales también, tratan de recrear la Odisea con rigor histórico, pero se decide por una interpretación absolutamente textual. No se si funciona igual en la traducción al Español pero en el texto ingles en muchas escenas lo dibujado se aferra increíblemente al texto como una lapa. En la biblia de Wolberton por ejemplo hay mucha mas interpretación del significado de las palabras de la biblia que en lo de Crumb. Eso si las expresiones y las áreas donde el relato es bastante ambiguo, y hay unas pocas, le dan a Crumb para expresarse un poco mas libremente. Una de las cosas que me flipa son esas galerías de retratos tamaño sello de los X tuvo a Y, que nivelazo el de Crumb para las caras

Jorge dijo...

Dudo que esto muestre que Crumb se ha jubilado. Creo que es una obra mucho más arriesgada que otras. Esto lo hace cuando tenía 35 años y no se lo perdonan. Ahora le sale de los huevos hacer la obra que le apetezca, y lo hace.

De todos modos, fuera de lo comentado por Pepo respecto a que la literalidad con que lo representa Crumb es un modo de crítica, mostrando incoherencias, contradicciones, un mensaje discutible, etc, en fin, fuera de eso, le veo poca gracia a la obra. Por eso, él otro día la vi, y no me la compré. No le veo mucho interés, y puede que me pierda una gran obra. Pero es como si alguien quiere adaptar la epopeya de Gilgamesh, pues muy bien, pero no necesito leerlo en cómic. A menos que aporte algo, o el dibujo sea cojonudo (por cierto, que el dibujo de Crumb aquí parece fantástico, no?)

Pepo Pérez dijo...

Pues esa es la cosa, que solamente el dibujo aporta mucho, mucho, mucho. Es un cómic, o sea, dibujo, imágenes. Es eso lo que lo convierte en una adaptación, el trasladarlo a viñetas dibujadas, y es ahí donde Crumb aporta mucho más de lo que pueda parecer. Era inevitable por otra parte. Y sí, estoy contigo en que esto no ha sido precisamente una jubilación. Cinco años dibujando, se dice pronto. Es que son muchas páginas, eh? Tomar muchas decisiones y, sobre todo, dibujar mucho, mucho, mucho.

Jorge dijo...

¿¿5 añazos se ha tirado?? Joder... Está claro que no es una obrita hecha sin más.

Agu Ariza dijo...

evidentemente no se ha jubilado. "dios" no lo quiera pero con esta obra y la gestión de derechos no va tener problemas de aqui a la "eternidad" cosa que podría haberle pasado desde otra épocas si no hubiera sido tan underground: el autentico protoundegroundman.

tambien creo que es su obra mas conceptual, porque aunque evidentemente la biblia es algo que le interesa y respeta mucho, él tiene un juicio crítico muy desarrollado y consigue trasladarlo hilando fino.
el capítulo de Lot y el prólogo, la segunda mitad del capitulo anterior, los 50 justos... Es descacharrante! parecen inventados por él!

y la picarescade jacob, y más pícaro su suegro... solo falta que asome mr. natural!!!

Diego Moreno dijo...

Desde luego tiene una pinta estupenda.

Cuacomekiki dijo...

Pepo, acabo de leer esto.

http://anshdmp.blogspot.com/2009/10/siempre-es-triste.html

No se' me extrania que no hayas comentado nada. Perdona si lo has hecho y se me ha escapado.

Pepo Pérez dijo...

Bueno, ya enlacé en su momento su visión del tema 11S en la radio pública estadounidense, donde se expresó como un verdadero colegial. Desde el 11S, más o menos, cada vez que Miller abre la boca sobre política internacional es para cagarla, en mi opinión. Y sí, es como dice David, su visión de esa política es simplona y demagógica. Eso dejando aparte el hecho de que la obra y el pensamiento político no siempre coincide (ya me dirás que tiene que ver un tebeo como DK2 con ese pensamiento republicano de manual; recordemos que en DK2 los superhéroes terminan choteándose de los republicanos que estaban en el poder entonces, en 2002, Rumsfeld entre ellos, igual que se parodiaban en el mismo tebeo a locutores televisivos de derecha dura americana).

Es llamativo porque en entrevistas anteriores, quiero decir, de hace unos años, el pensamiento de FM era bastante más complejo y articulado. Con esto último ya no estoy de acuerdo en lo que dice David en su post. Para entender y valorar la obra de un autor hay que hacerlo por referencia al momento en que hizo esa obra, no en el presente. No tiene sentido hacer juicios retroactivos de la obra de ningún autor en relación a algo que ha dicho o ha hecho ahora. Porque la gente cambia con el tiempo, nadie es igual con 20 años que 30, que con 50 o 60. Nadie. Y si tú coges otras entrevistas de FM del pasado, era "otro" FM. No estoy diciendo que fuera un rojo comunista ni nada de eso, me refiero a que se expresaba, y pensaba, de manera mucho más articulada que en esas declaraciones públicas recientes. Tal vez haya perdido un poco la cabeza con la fama mundial que le ha traído el cine, a saber. O que simplemente no sea fácil envejecer. De esto último tenemos otros ejemplos con autores famosos que también empiezan a chochear, aunque quizás en esos casos ya no mole ensañarse como sí se hace con FM. En fin, la vieja historia. Le pasó a Caniff en su momento, cuando se hizo mayor y cada vez más de derechas, y por ello fue despreciado por muchos aficionados y autores, incluyendo toda su obra (Caniff, ese autor "poco relevante" en la historia del cómic). Y supongo que seguirá pasando.

Cuacomekiki dijo...

Gracias por tomarte el tiempo en comentarlo. Nada que ver obra y pensamiento politico (y de ningun tipo an~adiria). Cua'ntos autores cuyas obras te conmueven, despu'es son absolutamente anodinos como personas, cuando no unos perfectos gilipo...