jueves, 12 de marzo de 2009

AUTOR, AUTOR

Dice Gually en comentarios que

"Cuando los bibliotecarios catalogamos películas no las encabezamos nunca por el nombre del director (como sí se hace con la mayoria de los libros), pues según las reglas normalizadas que utilizamos, las películas se consideran responsabilidad de un colectivo, de un grupo de personas. Así que los asientos los encabezamos por el título."


Maravilloso, como debe ser. Pues igual con los tebeos. Pensar que un tebeo realizado por varias personas -no por un solo autor que lo haga todo, dibuje y escriba- es obra de uno solo de sus autores, ya sea el guionista o el dibujante, me parece muy viejuno. En realidad, cuando se destaca al guionista por encima del dibujante, que es lo que suele hacerse en determinados casos de guionistas-estrella, tras ese modo de pensar hay una mentalidad literaria. Se está pensando en el tebeo como una "novela" que ha escrito el guionista, donde ya está contenida "toda la obra". Se piensa inconscientemente que el dibujante "se limita a ilustrar la novela", como si el dibujante fuese una especie de "brazo ejecutor sin mente" que "sigue las instrucciones" que vienen ya "suficientemente claras" en el guión. Como si al dibujarla no se esté aportando nada a la historia, como si no tuviera que imaginar imágenes ni interpretar nada porque "todo está dicho" en las palabras del guión, como si no estuviera materializando ese guión en definitiva. Hace no demasiados años nuestros padres se maravillaban al descubrir que los tebeos de Bruguera no los dibujaba una máquina sino una persona.

WATCHMEN no es una obra "de Moore". Es una obra de Moore, Gibbons y Higgins, cosa que se nota "un poquillo" en cuanto comparamos las diferencias de textura, ambientes y experiencia de lectura con FROM HELL, de Moore y Eddie Campbell. Alguien dirá que la diferencia entre ambas obras es cosa del guión. Cierto. Pero no solamente. También es cosa del dibujo. Y si no, siempre podremos imaginar cómo hubiera sido WATCHMEN dibujada por Campbell. Otra cosa bien distinta, seguro.

Bajo esta mentalidad de atribuir obras colectivas a una sola persona se oculta también la idealización del proceso creativo que suele hacer el aficionado medio. Que por mucho que haya leído no sabe cómo se hace un tebeo ni cómo se escribe un guión, ni como se materializa luego ese guión. Simplemente se lo imagina, o ni eso. Hasta hace nada se le atribuía TODO a Moore en Watchmen, pero todo, desde la retícula 3x3 (idea de Gibbons), ¡hasta la idea y el diseño de las portadas! ¿Alguien se ha leído de verdad las páginas del guión que se han publicado? ¿Las ha comparado con el tebeo ya hecho? A menudo Moore no indicaba exactamente los planos en cada viñeta, o bien Gibbons se saltó las indicaciones en muchas ocasiones porque no le encajaban con su visión de cómo debía ser puesto en página. El dibujo tiene su "propia lógica", y no digamos ya el diseño y composición de una página. ¿Y Acaso el estilo de dibujo deliberadamente "neutro" e "invisible" de Watchmen, pensado para alejarse del acabado vistoso y exótico habitual en los superhéroes (Gibbons usó una plumilla rígida para las líneas principales justamente para conseguir una línea sin demasiadas graduaciones) fue cosa de Moore? ¿un dibujo también pensado para nos creamos todo lo que pasa en la historia como si fuese parte de "un mundo que existe", en lugar de "dibujos sobre papel"? Ya sé que todo esto a alguien le puede sonar como "denigrar" a Moore, que mentalidades primitivas siempre las hay, pero no es esa mi intención en absoluto. Mi intención es explicar cómo funcionan las cosas. Y si no lo sabes a ciencia cierta, documéntate. Lee a ver qué cuentan los autores. Moore ha reconocido por activa y por pasiva todo lo que aportó Gibbons, incluso detalles que este último puso y que Moore no pilló "hasta la sexta o séptima lectura" (sic). Todo esto sin restarle mérito alguno a la creatividad y al trabajo que puso Moore en cada palabra de su guión.

Pero dejemos esto y volvamos a los símiles. Vayamos al cine. Si aplicamos el "criterio guionista" como principal autor, TAXI DRIVER es una película de Paul Schrader. ¿Cómo dice, que la dirigió Martin Scorsese? Ya, pero es que el guionista fue Schrader. En realidad ninguna de las dos soluciones atiende mucho a la verdad. Y en mi cabeza suelo pensar en ella como en una película de los dos, de Schrader y Scorsese. Se tocan los temas típicos que obsesionan a Schrader, que tiene su propia filmografía como director y sus temas personales, está escrita también con la sequedad y pocas palabras de Schrader. Pero está realizada con el nervio y la textura de Scorsese. Habría más creadores que añadir a la lista de autores de TAXI DRIVER, claro (¿Robert De Niro no tuvo "nada que ver" en la creación del personaje protagonista? ¿Bernard Herrmann no aportó nada con su maravillosa banda sonora?), pero nuestra cabeza necesita simplificar. En fin, creo que ya se pilla mi postura.

En el fondo, este modo de pensar que, para que no haya malentendidos ahora, estoy claramente criticando, me resulta tan viejuno como la injusticia que se cometió en su momento de considerar a Stan Lee el único responsable de todos los tebeos de la Marvel. Sí, el "único" autor de los tebeos que hizo con dibujantes como Jack Kirby o Steve Ditko, por ejemplo. Recordemos la cabecera de TODOS los tebeos Marvel: "STAN LEE PRESENTA..." Ahora afortunadamente decimos que todos aquellos dibujantes fueron coautores de los tebeos que hicieron junto a Lee. Pero en los setenta no era así. ¿LOS 4 FANTÁSTICOS "de Stan Lee"? Más bien LOS 4 FANTÁSTICOS de Stan Lee y Jack Kirby. Ah, que es que Lee no escribía guiones técnicos completos, que el ejemplo no es comparable, me dirá alguno. De acuerdo. ¿Acaso ALL STAR SUPERMAN es un tebeo "de Grant Morrison", que sí escribe guiones técnicos? Yo diría que es un tebeo de Morrison y Frank Quitely (y Jamie Grant).

Del mismo modo, BATMAN AÑO UNO no es un tebeo "de Mazzucchelli". Ni mucho menos un tebeo "de Frank Miller". Es un tebeo de Miller y Mazzucchelli (y de Richmond Lewis). Y vaya si se nota en cuanto comparamos ambientes, texturas y narrativa respecto a ELEKTRA ASESINA, otro tebeo de superhéroes que lleva la firma de Miller. Pero es que, claro, no lo dibujó Mazzucchelli sino un dibujante de estilo bien distinto, Bill Sienkiewicz. ¿LAS OLIVAS NEGRAS es un tebeo "de Joann Sfar"? Es de Sfar, Emmanuel Guibert, y Walter en los colores. ¿Y qué tal SÓCRATES EL SEMIPERRO? ¿Es una obra "de Blain"? ¿O más bien de Sfar, Blain y Walter? Bla bla bla. Podría seguir toda la noche pero me vuelvo al tablero.

----

P.D. 1. Tanto Moore como Gibbons han contado las reuniones preliminares que tuvieron para concebir WATCHMEN. Un domingo en casa de Gibbons, comiendo curry. Ambos dando ideas, ambos dibujando bocetos y anotando ideas en el mismo papel. Se reproduce en WATCHING THE WATCHMEN. Llamadas de teléfono en los meses siguientes para intercambiar ideas. Etc.

P.D. 2. Los mejores guionistas siempre piensan en el dibujante que va a dibujar la historia que tienen en la cabeza, y se adaptan a ellos. Piensan en sus puntos fuertes y débiles, en su modo de planificar, en el acabado de su dibujo; en fin, en su personalidad y aptitudes específicas como dibujantes. Cuando sucede eso es cuando el equipo guionista-dibujante funciona a la máxima potencia. Por supuesto, estoy pensando en Moore. Y en el Miller guionista. Incluso en Sfar cuando guioniza para otros. Y en Morrison. Y en...

24 comentarios:

Alvy Singer dijo...

Cine y cómics son trabajos colectivos, restar méritos es de asnos. Sólo hay que tener en cuenta que en cine (en cine!) el director es muchas veces un chalado entrometido en absolutamente todo, igual que en los guiones de tebeos. Pero, vamos, que si en equipo no hay obra :D

Alvy Singer dijo...

Sin equipo, vaya.

Valentín Vañó dijo...

¿Maravillosa la banda sonora de Bernard Hermann? Si son los descartes de Psicosis...

Álvaro Pons dijo...

Toda la razón del mundo. Incluso es algo que hemos promovido con esa forma de reseñar tebeos que, por tradición, diferenciaba guión y dibujo en un tebeo. Una incoherencia suprema porque implica no entender lo que es el lenguaje de la historieta, pero que se sigue manteniendo con premios al "mejor guionista"/"mejor dibujante" (algo que en Angouleme ya se ha comenzado a desterrar, y espero se copie en muchos sitios).
Otra cosa es que, por abuso, se hable del "Watchmen de Alan Moore", precisamente por esa caracterización de estrella del británico, pero habría que intentar ir desterrando esa forma de hablar.
(Aunque, todo sea dicho, el caso del barbudo puede ser una excepción que confirma la regla: Campbell contaba en una entrevista que cuando hacía From Hell se sentía como unas manos controladas por Moore ;) )

Pepo dijo...

Por supuesto, por supuesto. Moore es la "excepción"... porque él lo hace todo.

"Alan Moore compuso una obra inconmensurable, un reto contra el tiempo en el que un antiguo proyecto de resurrección de héroes ya caducos evolucionó en mucho más que la reescritura completa de un género. Acompañado de Dave Gibbons a los dibujos y John Higgins como colorista, plasmaron una obra que partía de una excusa argumental simple -la famosa fantasía de la invasión alienígena de Ronald Reagan- para componer un atrevido ejercicio en el que el guionista ensayaría diferentes recursos narrativos del lenguaje del cómic."

"un inmenso fractal de viñetas en el que cada minúsculo detalle era fundamental para ir construyendo un edificio inmenso, en el que Moore ensayaba juegos de espejos, palíndromos imposibles y relojería de precisión; retándose a sí mismo y al lector en cada página. "

(Álvaro Pons, El País --disculpa la cita).

Valentín, lo de la BSO de Taxi Driver-Psicosis... no lo dirás por el saxo, verdad? : )

Ollo de Vidro dijo...

El propio Moore ha reconocido en entrevistas que lo que escribe está condicionado por el artista encargado de dibujarlo y que intenta ajustar sus historias a los puntos fuertes del dibujante. Y por añadir otro ejemplo parecido al de Gibbons en Watchmen, si mal no recuerdo la idea clave en la definición del aspecto de V en V de VENDETTA fue de Lloyd, no de Moore.

Álvaro Pons dijo...

No Moore no lo hace todo, pero en este juego actúa de director de orquesta. Pero por muy bueno que sea, si no tiene solistas extraordinarios, el concierto será una mierda. Yo creo que en Watchmen los ejercicios de experimentación narrativa vienen de Moore y Gibbons y Higgins tuvieron el peor papel: llevarlos al ídem. Evientemente, por mucha propuesta rompedora de Moore, si Gibbons y Higgins no hubiesen interpretado sus ideas correctamente (e, indudablemente, aportando muchísimo), no existiría Watchmen.

Valentín Vañó dijo...

Viendo la peli, a quien yo echaba más de menos era a Gibbons. Moore está más o menos: son sus diálogos, aunque los hayan traicionado al "acelerar" la acción y al suprimirles la secuencialidad. Pero al volver a casa y hojear el tebeo, casi sentí alivio al comprobar que allí seguía Gibbons...

Lo de Bernard Hermann era una coña, por supuesto. El tema del saxo ES narrativo.

Pepo dijo...

A Moore se le ocurrió contraponer texto e imagen tras ver las páginas de muestra que hizo Gibbons con la retícula de 3x3. En las que habían textos discordantes con el dibujo. La página se ha publicado, puede verse. Retícula 3x3 que se le ocurre a Gibbons para dar una imagen distintiva al tebeo y poner orden en el maremágnum de detalles que va a dibujar. ¿De quién entonces es la idea de contraponer texto vs. imagen? Yo diría que de los dos, es un proceso orgánico, surge de ese intercambio. A Moore también se le ocurren juegos de metaficción en el capítulo 3 tras ver en los capítulos anteriores cómo Gibbons ha construido el punto de vista de forma de forma rigurosamente "tridimensional" y respetando la consistencia de los escenarios. Se abre el capítulo tercero y la "cámara" se mueve por el escenario hasta mostrarnos el tebeo de piratas que lee el chaval, y de ahí a la viñeta ampliada de piratas. A Gibbons tamibén se le ocurrió usar objetos ampliados en las portadas empezando en el número 1, y de ahí evidentemente viene la idea de Moore de empezar cada número siguiente, primera viñeta, con el objeto elegido para cada portada. Entonces, ¿de quién es la idea de empezar el guión de cada capítulo con un objeto ampliado? Yo diría que del intercambio entre ambos, me parece. ¿A quién se le ocurrió los juegos simétricos del capítulo 5? No lo sabemos exactamente, yo al menos no he leído nada sobre esto. Puede que surgiera en una de las conversaciones entre los dos, hablaban constantemente por teléfono. Sí sabemos que Moore quería usar el poema de William Blake, y de ahí vino la idea de "aterradora simetría",y una cosa llevó a la otra, pero a saber quién sugirió lo de la estructura simétrica. O surgió en una conversacións. Moore le contaba la sinopsis de cada episodio a Gibbons, lo hablaban, intercambiaban opiniones, y luego Moore escribía el episodio y enviaba el guión.

Más. Gibbons descubre las fotos del smiley marciano mientras se documentaba para dibujar el capítulo cuarto, cráter real que no sabían que existía, y se lo cuenta a Moore, que tampoco lo conocía. Flipan ambos por ese hecho. Y Moore decide, claro, que el smiley marciano debe aparecer en el episodio nueve, donde ya tenía pensado que tendría lugar la escena decisiva entre Laurie y Manhattan. ¿Entonces, a quién se le ocurrió jugar con el happy crater marciano, gran golpe de efecto de la obra?

Vayamos al color. Reunión a tres bandas antes de empezar el tebeo, entre Moore, Gibbons y Higgins. Hablan de colorear de forma distinta a cualquier tebeo de superhéroes al uso, igual que la historia y el dibujo pretendían ser completamente diferente a los demás superhéroes. Higgins ve el planteamiento y empieza a crear el color. Él. A pensar qué paleta aplicar. A usar colores secundarios en vez de los primarios del cómic clásico de superhéroes. A usar contrastes violentos para contribuir a esa imagen distintiva de Watchmen. Luego Gibbons aprobaba todos los colores antes de mandarlos a la imprenta.

En fin, el proceso creativo es orgánico, es lo que quería decir, y más cuando hay una verdadera colaboración entre los autores. Gibbons no recibe un "guión terminado" y se limita a ilustrarlo. No fue así. Salvo, por supuesto, que los dos estén mintiendo en las entrevistas.

En definiva, Álvaro, que no sé para que me dabas la razón en tu primer comentario si aún sigues creyendo que Gibbons y Higgins tuvieron "el peor papel" o que ellos "interpretaban las ideas de Moore".

Valentín Vañó dijo...

Quiero decir: que el tema del saxo le aporta un valor añadido tan fuerte a la película que ES película. Sí. Vamos, que estoy de acuerdo.

Pepo dijo...

El mismo cómic de piratas (en vez de superhéroes) fue ocurrencia de Gibbons. En un mundo con superhéroes, preferirían tebeos de otro género. Sí, se le ocurrió a Gibbons. El diseño de portadas y del famoso logotipo también. Modas y cambios sociales en el mundo alternativo de 1985 también fueron propuestas por Gibbons. ¿Es que todo el mundo alternativo de 1985 fue ideado entonces por Gibbons? No, por supuesto. Luego Moore tenía que escribir los guiones y concretar todas esas ideas, las suyas y la de Gibbons. Pero ,ojo, Gibbons a la hora de dibujar tenía que concretar mucho más entre todas las prolijas descripciones de Moore, y quedarse solo con los elementos más importantes, esenciales, que pudiera dibujar y encajar en las viñetas. Entonces ¿quién idea y materializa al mundo alternativo de Watchmen? Pues parece claro que los dos.

La chapita del smiley, ocurrencia de Gibbons. La dibujó Gibbons al diseñar al Comediante, no estaba en ningún "guión de Moore". A Moore le encanta la idea, y decide que será el símbolo del Comediante. Como le matan nada más empezar el primer capítulo, deciden mostrar la chapita del smiley con una gota de sangre, gran símbolo de toda la obra que alude a un montón de significados, no sólo el literal de "un comediante ha muerto". Pero ojo, que la primera viñeta del guión viene marcada por la idea del objeto ampliado de la portada, que en el primer capítulo es justamente la chapita manchada de sangre. ¿De dónde sale todo eso entonces? Pues de los dos, de Moore y de Gibbons. Es un proceso. Generado en un intercambio continuo de ideas. Orgánico, como la vida. Watchmen pretende justamente, entre otras cosas, mostrar la complejidad de la vida, del mundo. Reducir todo ese proceso creativo que llevó a materializar Watchmen a un "reto de Moore" es justamente simplificar la realidad hasta caricaturizarla.

Pepo dijo...

Como ya alguien me acusaba de "corporativista" por este discurso, vamos a cambiar de ejemplo y vamos del dibujante. P.ej., Mazzucchelli, AÑO UNO, un trabajo impresionante de dibujo, de diseño, de "storytelling". Dibujo que marca el tono naturalista de la historia y desde luego la concepción del guión que escribe Miller, muy distinto por cierto al de DK, que acababa de publicarse, pero es un guión muy distinto.

¿Pero es Mazzucchelli entonces el autor de AÑO UNO, y Miller "interpreta" la visión de Batman de Mazzucchelli, las ideas de este? Yo no lo veo así. Fue cosa de los dos, de Miller y de Mazzucchelli Y también del maravilloso color de Richmond Lewis.

Álvaro Pons dijo...

Pepo: te doy la razón porque la tienes. Y es más, utilizo el plural para afirmar que debemos desterrar esa forma de separar guión y dibujo (yo el primero). Pero cuando digo "el peor papel" me sorprende que lo interpretes como "un papel de segunda", cuando lo que quiero decir es que tuvieron la labor más difícil y compleja: interpretar el guión para darle una forma inteligible. Algo que no se puede entender si no es a través de la colaboración profunda entre todos los miembros del equipo.

Pero vamos, ya sabes, esto es lo de siempre...

Octavio B. (señor punch) dijo...

desde fuera, claro, uno además piensa que, como artistas, esa interrelación es la base de la creatividad en equipo. Es un factor de comunicación muy humano, un trabajo a dos fluido.
No puedo imaginarme a Miller mandándole un guión cerrado a Sienky para Elaktra assasin, sino un toma y daca de cruce de ideas, de propuestas plásticas que asombran a Miller y le hacen tirar hacia arriba, hasta hacer un trabajo más loco de lo que nunca había hecho... y con ello estimulando a Sienky en un feedback

Otro ejemplo evidente, leerse de cabo a rabo los X Men de Morrison y varios dibujantes...¡cómo mejora la cosa cuando es Quitely quien dibuja! ¿Sólo por el talento FQ, o también por compenetración?

Gaiman, aunque no sea del agrado de Pepo, será otro buen ejemplo, porque es evidente que cuando escribe para McKean mejora.

Y aquí, ¿es el Capitán Trueno de Mora y nada más, ya que lo han dibujado a lo largo de su vida varios autores?

hurmmm (cita a Watchmen, que está de moda :P)

Pepo dijo...

Álvaro, una cosa. No es lo de siempre. En absoluto.

Este post "AUTOR AUTOR" no lo he escrito pensando en ti ni en nadie concreto. Lo aclaro por si acaso. Es una actitud general que sigo viendo, y que no entiendo ni me parece bien porque distorsiona la realidad de cómo se hacen los tebeos. Además de la injusticia que puede suponer para el autor que es ninguneado, etc. Gibbons ha sacado ahora el libro sobre cómo hicieron Watchmen. ¿Por el dinero? Me aventuro a decir que no, o no solo por el dinero. Creo que, poniéndome en su pellejo, este hombre debe haberlo pasado bastante mal durante 20 años viendo como la inmensa mayoría de fans del cómic le han atribuído todo el mérito de W. a Moore (tampoco le echo la culpa a este último, por supuesto, él siempre intentaba explicar las aportaciones de Gibbons en las entrevistas) e incluso se referían, y se refieren, a Watchmen como el cómic "de Moore". Si te he citado antes en lo de El País, ha sido solamente por tu comentario en este hilo. Porque me ha chocado -te lo digo con sinceridad- que me des la razón cuando hace solo unos días te leía en EL País hablando en singular de Moore sobre Watchmen, y su juegos formales, etc. Los "de Moore".

Nada más, solo eso. Bienvenido, por cierto.

Urbs dijo...

"Pensar que un tebeo realizado por varias personas -no por un solo autor que lo haga todo, dibuje y escriba- es obra de uno solo de sus autores, ya sea el guionista o el dibujante, me parece muy viejuno"

Yo debo reconocer que he caído en esta trampa de minusvalorar a uno de los coautores de un cómic. En concreto, me ocurrió con "La ciudad de cristal". Pensaba que todos los grandes hallazgos de este tebeo eran obra de Mazzuchelli (esa bestia parda del cómic) y que Karasik (ese desconocido) se limitaba a adaptar con más o menos fortuna el texto de Auster.
Y luego se entera uno -por boca del propio Karasik- que el guionista también participó en muchas de esas soluciones gráficas que tanto flipábamos.

Urbs dijo...

Vaya, de lo que, en su momento, diste cumplida cuenta en http://concdearte.blogspot.com/2006/10/gained-in-translation_116173514273381495.html

vinilator dijo...

Hola, me parece que esta división de la autoria, como un montón de falsos clichés sobre el comic, viene de la gran industria de los estados unidos.

Allí se puede hablar de la patrulla de claremont o sandman de gaiman, porque han tenido muchisimos compañeros de viaje. Ya sé que esto son "etapas" y no tebeos, seguid la idea.

Como en todo, se generaliza y se acaba hablando de la autoria del personaje más conocido.

El problema es que se trasladan todos los errores de la gran industria americana a cualquier cosa con viñetas.

Un saludo.

Pepo dijo...

Saludos.
Tampoco creo que haya que exagerar. Claremont escribió muchos números de la Patrulla, es normal referirse a "La Patrulla de Claremont" sin tener que especificar todos los dibujantes que colaboraron con él, si es que te refieres de modo genérico a su larga etapa. Claremont deja una impronta en la serie, luego es normal. De todos modos, en cuanto uno se pone a concretar, ya sí solemos especificar, no? Por ejemplo, dentro de la primera etapa, la PAtrulla de Claremont y Byrne, a veces incluso nos acordamos de las tintas de Terry Austin. O luego la de Claremont y Paul Smith.

PERO, si estás escribiendo en plan formal de una obra cerrada, tipo Watchmen o tipo DK2, no tiene mucho sentido olvidarte de todos los autores y elegir solo a uno, Moore, Miller. Se dice una vez "de Moore, Gibbons y Higgins", y luego se puede escribir ya en adelante "Watchmen" tal, Watchmen cual, "En Watchmen...", etc., en lugar de poner a los autores como sujetos de la oración.Digo yo, eh? O "DK2, de Miller y Varley", y luego ya puedes decir "DK2" todo el rato. ¿Que uno quiere destacar facetas o rasgos personales de uno de los autores? Claro. Si vas a hablar de los temas de DK2, está claro que hay que aludir a los temas típicos de Miller. Si luego vas a hablar de la aportación fundamental del color, pues claro, Varley que es quien lo hace. Pero, empezar a atribuirle el conjunto de la obra a uno solo, es sencillamente faltar a la verdad. Y seguir los dictados del fanboy que llevas dentro desde la adolescencia. "Watchmen, de Moore". ¿También hizo el color o qué? Joder si no es bueno el color de Higgins.

Moore, por muy estrella y genio que sea, no dibuja sus tebeos, eso es un hecho. Luego alguien tiene que dibujar sus guiones. Siempre. Y cuanto mejor son los dibujantes que colaboran con él, mejor la obra. Es así. Esos dibujantes tienen su propio talento, su propia sensibilidad, sus propias ideas. Y sobre todo su propia dignidad como artista y como persona como para ningunearles. Y ya no hablo de charlas informales, sino en textos, artículos, reseñas, etc.

Lo que dices de compartimentar todas las tareas en el mainstream americano es posible que haya colaborado en el fenómeno.

santiarcas dijo...

Buenas.
Hombre, yo creo que el matiz que hace destacar tanto la parte de Moore respecto a sus dibujantes es el hecho de que ha sido capaz de crear grandes comics con un montón de colaboradores distintos y me atrevería a decir que la mejor obra de casi todos ellos es justo la que hicieron con Moore. Sé que es generalizar mucho, pero en la mayoría de casos se cumple. Así que, sin negar todo lo que ellos han aportado, sí que parece razonable que ese plus de calidad se asocie más con el barbacas, aunque sólo sea por su excepcional talento para encauzar las aportaciones de los diferentes artistas.

Pepo dijo...

Yo no hablaba de su plus de calidad, ni de su talento, ni de los éxitos que ha encadenado Moore. Yo hablaba simplemente de que no se mencione a los dibujantes de sus obras. De que se hable de ellas como obras "de Moore". Simplemente eso. Más teniendo en cuenta que en determinados casos -Watchmen, V de Vendetta- esos dibujantes aportaron mucho a la obra.

Volvemos a William Goldman. Un guionista que encadenó éxito tras otro. Pero sus guiones los dirigían directores, y los interpretaban actores, y los fotografiaban directores de fotografía. Porque Goldman sabía escribir como el mejor pero no todo lo demás. ¿Quién "dirige" el guión en cómic? ¿Quién hace "interpretar" a los "actores"? ¿y quién "fotografía" (colorea)? El guionista no, desde luego.

santiarcas dijo...

Claro, Pepo, si yo no discuto tus argumentos, porque es cuestionar lo evidente para cualquiera que sepa cómo se hacen los comics. Sólo daba la que yo creo que puede ser la explicación de que en casos como el de Moore se haya creado tal leyenda que eclipsa a sus colaboradores.

Pepo dijo...

Perdona, es que soy muy pesado, y sigo yo solo erre que erre. Saludos, Santi.

Darío Fas Marín dijo...

Yo opino que...
El proceso es productor-guionista-dibujante-entintado-color, en este orden, y si encima hay bailes de equipo por motivos editoriales, me parece lógico que lo que brille sea el guionista y que al dibujante y su posterior cadena no se les pueda pedir algo mas que que hagan un buen trabajo.

Y con Moore, Gaiman y Morrison, muchas veces (demasiadas) hemos visto dibujantes en horas bastante bajas (lo de ABC para mí que fué una manera de resarcirse :) )