viernes, 25 de septiembre de 2009

DIBUJO Y, SOBRE TODO, DISEÑO

"-En el álbum hay una doble página que me ha parecido muy curiosa, donde jugáis con la posición de las viñetas en la página para variar lo que en principio sería el orden de lectura “natural” de las viñetas gracias a su posición en la página. La viñeta tres ocupa toda la parte inferior de la doble página con una sección transversal de la casa de Jekyll, donde la mitad izquierda está ambientada por la mañana y la parte derecha por la noche. Tras leer la parte izquierda (día) de la viñeta tres, con Jekyll bajando las escaleras y atendiendo la correspondencia, pasamos a las viñetas cuatro a seis, para luego volver a la viñeta tres, con la parte posterior de la casa durante la noche, y Jekyll en el laboratorio. ¿No os preocupó confundir al lector?

-Ja ja, me alegra que me hagas esa pregunta. Esa doble página es lo más difícil de todo el libro, sabíamos que podía confundir al lector y que de hecho lo haría, pero no pudimos resistirnos al diseño. Al fin y al cabo, el cómic no es sólo narración, también es dibujo y, sobre todo, diseño, y si a veces todos los valores entran en conflicto, no siempre tiene por qué salir ganando la narración. En este caso concreto, si a la primera no lees las viñetas en el orden correcto, lo peor que puede pasar es que al llegar al final de la página vuelvas atrás y te las releas como es debido, lo cual lo único que va a hacer es bajar un poco el ritmo de lectura y aumentar la densidad del libro. Nada malo, creo. Pero vamos, si te lo lees correctamente desde el principio, mejor, claro.

-Esta página supuso todo un reto, sí... Teníamos a favor la lógica interna de la narrativa de los tebeos y en contra que el lector quizá podía desconcertarse un poco, pero la idea tenía mucha fuerza y una lógica dentro del relato. No se trataba de hacer exhibición sino de usar los mecanismos del medio para lograr un efecto. También aquí vemos una perspectiva interior de la casa de Jekyll completamente falsa, es como un decorado teatral. Es la página que mas trabajo me costó, para intentar encajar todas la piezas y que se incorporara con naturalidad al estilo del tebeo, sin llamar especialmente la atención".
--Santiago García y Javier Olivares, respectivamente, entrevistados por Jose A. Serrano, que es quien pregunta en negrita. A propósito de su adaptación al cómic de EL EXTRAÑO CASO DEL DOCTOR JEKYLL Y MISTER HYDE, de Stevenson.

16 comentarios:

David Aja dijo...

Qué página tan guapa. Tengo unas ganas locas de pillar éste y el Monte de las Ánimas de Rubín.
Supuestamente salían hoy, ¿no?

Pepo Pérez dijo...

no estoy seguro del día exacto, pero sí, llegan a las tiendas estos días.

Antonio Garrido dijo...

Ya estan en las tiendas ;)

La doble pagina esa es brutal, yo la vi hojeando el comic y me gusto muchisimo. Hay mas dobles paginas muy logradas, pero el tema de romper la viñeta para la escalera me encanto.

el tio berni dijo...

El tema del diseño es algo que cada vez está más presente en los cómics, y no sólo hablo del diseño de página, que es básicamente a lo que se refiere Santiago. Hay un orden superior (no en sentido jerárquico) de diseño que está teniendo bastante empuje últimamente, tal vez desde los juegos de Ware con su Acme. Me refiero al propio diseño del cómic como objeto físico, al soporte sobre el que se imprime la historia, su tamaño, su color, su textura, las camisas, todo. Ejemplos hay muchos: Pobre marinero de Harkham (pequeño, íntimo), Asterios Polyp de Mazzucchelli (tocho, aspecto libraco, "novela gráfica" por antonomasia), Kramers Ergot 7 (enorme, tabloide), George Sprott de Seth (grandote, que le permite jugar con el contraste entre muchas viñetas pequeñas y dobles splash tremendas). Al final, el propio diseño del libro condiciona o potencia la narrativa, y establece una relación especial con el lector. Vaya, es de perogrullo, pero no se lee igual el Pobre marinero, que puedes llevar en el bolsillo y leer en cualquier lado, que el Kramers Ergot 7, para el que necesitas un momento y lugar muy concreto.

Con el auge de lo digital y la inminente llegada de los lectores que permitan leer cómics por un precio módico (espero) y almacenarlos en un espacio minúsculo, puede que la supervivencia física del cómic vaya tirando por ahí, por crear formatos muy concretos y cuidados, que cada cómic sea una "edición especial". Pero vaya, a saber.

el tio berni dijo...

Bueno, en todas las tiendas no está, que conste. Precisamente hoy he ido expresamente a buscarlo a mi tienda habitual, en el centro de Madrid, y no lo había recibido. Pero supongo que en grandes superficies como FNAC ya debe de estar disponible.

Antonio Garrido dijo...

Que raro, en Valladolid esta desde ayer en tiendas especializadas.

Vamos, en una de ellas seguro. Que alli lo ojee yo.

David Aja dijo...

¿la dueña de la tienda tenía un cierto parecido con tu madre?

Antonio Garrido dijo...

Eso dicen, jajaja

Santiago García dijo...

tío berni, yo ayer vi todos los nuevos libros de SM en una tienda del centro de Madrid (Cómics, ejem).

Es cierto que cuando en mi respuesta hablo del diseño me refiero específicamente al diseño de página, pero me alegro de que hayas mencionado el tema del diseño del libro como objeto porque es uno de los aspectos más significativos del "nuevo cómic" o la "novela gráfica", que parece haber descubierto por fin su propia materialidad, lo que debería hacernos pensar que (por fin) tal vez no todas las discusiones y análisis de los cómics tengan que basarse siempre en el lenguaje y el contenido de los tebeos, sino también en su forma y materialidad. Esto me parece un fenómeno nuevo, por cierto, o al menos su utilización consciente por parte de los autores.

Cuando tengas en las manos "El Vecino 3", podremos continuar la conversación, ya verás por qué lo digo.

el tio berni dijo...

Mierda, sabía que tenía que haberme pasado por Madrid Comics!!! Pero bueno, me gusta mantener cierta fidelidad a mi librero habitual, que para eso me trata como dios manda.

Muy interesante eso que dices de la manterialidad, que va más allá de mi definición de "objeto físico", me parece, y lo emparenta con el arte que podemos encontrar en los museos (aunque ya sabemos que el cómic es otro tipo de arte, de reproducción masiva y tal, eso no es discutible). Pero sí, el formato ya empieza a condicionar, y YA se habla de ello, como en los Wednesday Comics que publica DC. Ahí puede resultar tan importante o más el formato que el contenido. Si acaban recopilados en TPB habrán perdido toda su esencia, serán una obra completamente distinta. (Y ahora que lo pienso, en realidad pasa lo mismo con todo el cómic de prensa que leemos en tomos recopilatorios).

Y El Vecino 3... ¡ya está tardando!

Octavio B. (señor punch) dijo...

Santiago y berni: bien, y además yo pienso que esa cualidad de "diseñator" tan potente y presente en Ware es, casi, su principal renovación. Estamos acostumbrados a decir que Ware parte de los clásicos (Krazy a la cabeza) para buscar nuevas vías, pero quizá lo más impresionante en él es cómo ha conseguido dotar de una nueva identidad al soporte, y cómo consigue, diseño mediante, convertir al soporte (el libro-objeto) en parte del discurso global. De hecho, su ACME puede ser parcialmente un "recopilatorio", pero en la reestructuración y en la cuestión formal (incluso externa, esa banda) se convierte en "cosa nueva".
Y su práctica está influyendo muchísimo ya, hasta niveles industriales (aquí ya pegan los Bome y los Omnibus, que, no obstante, están muy muy lejos de los logros de Ware, o de seguidores como Max con Bardín, que se me ocurre a bote pronto)

Octavio B. (señor punch) dijo...

(quizá el ejemplo de los Bome sea desacertado.. pensaba en los lujosos recopilatorios de los Orígenes, ya sabéis... ando espeso, toca cenar :D)

Leandro dijo...

Totalmente de acuerdo con los últimos comentarios. El objeto se hace cada vez más presente en la lectura, y además de darle un tono, unas connotaciones, está influyendo en la estructura interna del relato. Vamos,que puedes leerte el volúmen de cabo a rabo, pero también abrirlo por cualquier página y quedarte sólo con eso.

Es algo que está influyendo en algunos cómics que parecen tener una estructura menos lineal, donde el sentido total de la obra no se resiente si lees los fragmentos en cualquier orden. Ware parece siempre el que va a la cabeza en esto, plantea estructuras tan fragmentarias que hasta cuesta leerlas linealmente, no?

Pepo Pérez dijo...

Sí, va a la cabeza, y tanto. TE coges algo como el ICE HAVEN o, más claro aún, el GEORGE SPROTT de Seth que mencionabas antes, y ves claramente de dónde viene la concepción del diseño de esos cómics, y me refiero ahora al objeto en sí. Como tú bien has dicho, Berni, las características físicas del soporte, la materialidad a la que se refiere Santiago, forman parte de la experiencia de lectura hasta tal punto que la condicionan de principio a fin. Yo creo que el origen de todo esto es, de nuevo, Ware, como tantas otras ideas que se están explorando en esta década.

(ayer vi en mi librería habitual los cómics de SM)

No tiene que ver con este debate, pero es que ayer leí EL GUSTO DEL CLORO y me impresionó. Me pareció buenísimo.

Salvawar dijo...

¿Y qué me decis del experimento de Morlac?
http://www.lacarceldepapel.com/2006/09/20/lecturas-morlac/
Por cierto, Pepo, ayer tuve en mis manos El gusto del Cloro y estuve dudando sobre si pillármelo o no.
A la vista de tus palabras, el lunes sin falta me lo compro.

Pepo Pérez dijo...

No me moló mucho, la verdad. Lo del CLORO sí, mucho, mucho, mucho.