jueves, 2 de abril de 2009

¡EL DÍA ANTES DEL JUICIO FINAL!


Al hilo de lo que comentábamos el otro día sobre el desenlace de WATCHMEN como "solución final" a la guerra fría, anticipado en gran medida por Stan Lee y Steve Ditko en esta historieta de 1962, Bruce muestra en su blog un slideshow con otra historieta donde se "resolvía" de forma distinta la tensión nuclear entre americanos y rusos. La historieta, de Stan Lee, Jack Kirby & Dick Ayers, se publicó en STRANGE TALES # 99 (fecha de portada agosto 1962) y se titulaba THE DAY BEFORE DOOMSDAY!. Más allá de su maniqueísmo enternecedor (e irónico en el fondo), en la historia destacan varias cosas.

1), el "científico traidor" americano que abandona a su esposa dejándole una simple nota y se marcha al otro lado del telón de acero para "ayudar a los rusos", cuatro años antes del argumento de CORTINA RASGADA (Hitchcock, 1966, película que por cierto es una de las más "tintinescas" de Hitch, razón aquí).


2), el recital de dibujo y diseño que ofrece Kirby en esta historieta, a prueba de algún "experto" que afirma alegremente que, hasta que no le entintó Joe Sinnott años más tarde en LOS 4 FANTÁSTICOS, Kirby no alcanzó la madurez como dibujante. A Kirby hacía mucho tiempo que no le hacía falta ningún entintado preciosista o pulcro (ese acabado preciosista del dibujo que tanto gusta al mundo viejuno y que suele confundir con el "mejor cómic") para que él, desde su mismo dibujo, hubiera llegado a un grado de conceptualización bastante por encima de sus coetáneos. Diseño de toda la página, de las propias viñetas, encaje de las figuras en los fondos, abstracción en el acabado de esas figuras y fondos, consistencia máxima de todo su personalísimo universo gráfico, donde nada chirriaba. Todo esto desde tiempo atrás, y esta historieta de 1962 es un buen ejemplo. He dicho antes DISEÑO además de dibujo porque en esta historieta hay juegos variados de diseño en la retícula de viñetas para controlar el ritmo de la historia (véase página de muestra arriba, que tiene un punto "Steranko-antes-de-Steranko"; en realidad también tiene un punto Kurtzman de los 50), y también porque Kirby recurre en viñetas puntuales a dibujar figuras completas en plano general SIN FONDO alguno: máxima modernidad y abstracción, aún hoy (es un recurso por cierto que Steve Ditko estaba empleando por las mismas fechas en AMAZING FANTASY, también de modo magistral). Viñetas con figuras completas sin fondo que destacan enormemente en la página respecto a las demás viñetas con fondos, que "descargan" el conjunto y facilitan la lectura, además de favorecer la implicación mental del lector al eliminar elementos gráficos que se dejan, precisamente, a la evocación del lector. Abstracción. "Huecos" mentales para ser "rellenados" por el espectador. Ejemplo a continuación, de la historieta citada:


Este Kirby es, en realidad lo era desde bastantes años atrás, un ejemplo de máxima modernidad en su concepción de la historieta, tanto por dibujo como por, vuelvo a subrayarlo, DISEÑO. Porque la historieta es, antes de llegar a ser dibujo, diseño. Por esa razón -y otras- los mejores dibujantes de historieta son los mejores diseñadores del medio: McCay, Herriman, King, Eisner, Hergé, Caniff, Kirby, Kurtzman, Krigstein, Toth hasta determinada época, Gil Kane, Tezuka, Ditko, Steranko, Miller, Tardi, Moebius mucho más que Giraud, Ware, Burns, Clowes, Sfar, Blain, Guibert, David B, y un largo etcétera). Aunque no siempre esos diseñadores excelsos sean los mejores dibujantes puros.

Este majestuoso Kirby de 1982 está apoyado en todo caso por un magnífico color no acreditado: nótense los estupendos monocromos con los que se separan planos dentro de una msima viñeta, o se destacan figuras en primer plano de las que están al fondo de la viñeta. Qué claridad y a la vez expresividad aporta el color. Color que también funciona en este sentido como diseño gráfico, por cierto.


3) Lo último que quería destacar de la historieta es la leyenda publicitaria que figura al pie de la última página, que se refiere a cierto título de la Casa de las Ideas.


LOS CUATRO FANTÁSTICOS llevaba por entonces siete meses en el mercado (nº 1, fecha de portada noviembre 1961) y ya constituía el mayor éxito de ventas de la Marvel de la época.

La historieta de STRANGE TALES citada, THE DAY BEFORE DOOMSDAY!, se puede leer íntegramente en el Monsterblog.

PARANOIA NUCLEAR. En los comentarios del Monsterblog, el guionista Chuck Dixon rinde homenaje a esta historia y responde a un comentario anterior que la definía como el fruto de una simple paranoia de Stan Lee. Traduzco:

"Leer 'The Day Before Doomsday' fue un impacto. No estoy seguro de cómo me perdí esto cuando era niño. Viendo mi colección, tengo los números anteriores y posteriores.
Stan confunde un poco los deseos con la realidad con eso de lanzar a todos los comunistas al espacio en la historieta. Yo, como uno de los niños del baby-boom que participó en un montón de simulacros de ataque aéreo y vivió aquel fatalismo de "todos vamos a morir", el zeitgeist de los últimos 50 y principios de los 60, debo decirte que este tipo de historias (que solamente Marvel estaba haciendo entonces) fueron un tónico muy grato.
¿Stan paranoico? Demonios, TODOS estábamos paranoicos entonces."

Aún a la altura de 1986, aquella paranoia de la guerra fría persistía, con sus refugios nucleares y su cine apocalíptico: la película televisiva EL DÍA DESPUÉS, de 1983, por ejemplo, como bien recordarán quienes tengan la edad suficiente para ello.


Mirando hacia los cincuenta nuevamente es inevitable recordar películas que reflejaron aquella paranoia de la guerra nuclear, como THE DAY THE EARTH STOOD STILL, 1951, conocida aquí como ÚLTIMATUM A LA TIERRA, filme que por cierto aparece citado en WATCHMEN: se proyectaba en el cine Utopia hacia el final del tebeo. Volviendo a los ochenta, en los tebeos BATMAN: THE DARK KNIGHT RETURNS primero y WATCHMEN luego captaron en 1986 aquel miedo nuclear que tenía acongojado al mundo desarrollado. Por cierto que Bruce ha colgado y traducido en su blog la letra de una canción de Sting de 1985 que, aunque personalmente aborrezco, plasmó igualmente a la perfección la paranoia nuclear de entonces. RUSSIANS se llamaba.

ACTUALIZACIÓN 11:59

Bruce ha subido -acabo de verlo- dos posts muy interesantes sobre el mismo tema.

1) Este post con youTubes de THE ARCHITECTS OF FEAR, el episodio de 1963 de la serie televisiva THE OUTER LIMITS -otro ejemplo de la paranoia de la guerra fría- donde aparecía una conspiración con monstruo alienígena falso parecida a la de WATCHMEN.

2) También es de interés este otro post de ayer mismo donde se amplía información sobre la paranoia nuclear de los ochenta y las ideas de Ronald Reagan al respecto, que incluían la fantasía de que el mundo entero se aliaría, olvidando sus diferencias, contra una hipotética amenaza del espacio exterior. De ella habló en un discurso de 1985 y en ocasiones posteriores.

"Reagan señaló que durante sus conversaciones privadas de 5 horas con Gorbachev, le dijo a Gorbachev que pensase, "lo fácil que serían sus tareas en estas reuniones si de repente hubiese una amenaza a este mundo por parte de otra especie de otro planeta del universo. Olvidaríamos todas las pequeñas diferencias locales entre nuestro países ...".

Más tarde, Reagan identificó la "amenaza alienígena" como la propia amenaza de guerra nuclear, en una muestra sorprendente de pensamiento lateral para intentar deshacer el "nudo gordiano" de la guerra fría y hacer las paces con los rusos. Mucho más en el blog de Bruce, ver enlace.

21 comentarios:

Bruce dijo...

Así el final alienígena de Watchmen -el comic- ya no parece tan "ilógico" como algunos piensan ¿no?. Ahora se le pueden dar otras lecturas...

Bruce dijo...

...Y gracias por los enlaces, se me olvidaba :D Es que estoy en el curro y estoy escribiendo de tapadillo.

Pepo dijo...

De nada, hombre, gracias a ti.

Bruce, el final me parece ilógico no por sí mismo sino por relación a plan entorno al Dr. Manhattan. No es ilógico en un terreno fantástico como tal, quicir, monstruo falso para unir a la humanidad -aunque es un argumento bien kitsch, eso sí-, sino respecto al papel de Manhattan en toda la historia. En el tebeo, Veidt conspira para provocar el exilio de Manhattan (irradia a sus allegados para provocarles cáncer, forzando su "desequilibrio mental" y de ahí a su marcha de la Tierra), y es ese exilio mismo el que lleva el mundo al borde de la guerra nuclear. En cuanto Manhattan se marcha, los rusos atacan e invaden Afaganistán. Es un poco aumentar mucho la amenaza (guerra nuclear) para luego poder solucionarla.

En la película en cambio, Veidt provoca igualmente el exilio de Manhattan, pero...

SPOILER
SPOILER
SPOILER


...al forzar la marcha de Manhattan, resulta más coherente el nuevo final de la película. Porque provocar el exilio de Manhattan tiene ahora un sentido en sí mismo. Manhattan se ha despreocupado de los hombres, ya no les interesa, ni está más al servicio de USA. Y si el holocausto final orquestado por Veidt se atribuye falsamente a Manhattan, tiene mucha más lógica haber provocado su exilio antes de eso. También resulta más fácil de creer por toda la humanidad, quicir, es más fácil de creer el hecho de que Manhattan ya "pasa de todos" e incluso es capaz de matar a toda la humanidad si esta persiste en sus ganas de matarse y enfrentarse.
Filosóficamente, además, este nuevo final implica mucho más a Manhattan en todo el plan, me refiero especialmente a su complicidad final al decidir no desvelar la mentira de Veidt. Colabora al no revelar el plan y guardar silencio, pero es que a su vez, en la mentira creada por Veid, Manhattan es LA CAUSA del fin de la guerra.

Y luego, bueno, hay una razón de mayor peso. Meter de repente un enorme pulpo en una peli de imagen real hubiera quedado como de peli de serie B de los cincuenta-sesenta. De Ed Wood, ya puestos. O, para ser más exactos, como el episodio televisivo de 1963 que has subido a tu blog.

Álvaro Pons dijo...

Lo he comentado en tu blog Bruce: a mí hace tiempo que el final de Watchmen me parece un brutal sarcasmo anti-reagan (precisamente cuando descubrí toda la paranoia conspirativa de Reagan... ya lo comenté por La Cárcel). Y aunque siempre lo he visto ilógico y excesivamente hippy, ahora tiendo a pensar que viene definido precisamente por ese punto de crítica al reaganismo (nixonismo?) que hay en Watchmen, por lo que le veo mucha más coherencia.

Spilerman dijo...

Si, pero si no conoces esa paranoia particualr de Reagan el final de la película es mucho más lógico.

Además de que es más coherente para un público post-11S, que sabe lo que es un ataque masivo a una sola ciudad de un sólo país; mientras que en la película la escala mundial de la matanza sí que obliga a las diferentes potencias a hacer un esfuerzo colectivo ante la amenaza externa -mucho más temible, dicho sea de paso- puesto que en el comic, de los calamares del espacio no se sabe nada más, mientras que la amenaza latente de un Manhattan vigilante en el espacio exterior es mucho más persuasiva. No lo vemos pero sabemos que está ahí, y lo peor, SABEMOS lo que es capaz de hacer.

Pepo dijo...

Exacto, eso es. Mejor que explicado que yo.

Bruce dijo...

No, si no digo que el final de la peli esté mal, sólo que el del comic nunca me chirrió tanto, no sé por qué. Ahora, sabiendo lo de Reagan, me chirría todavía menos.

En cuanto a que en la peli, Manhattan se implica más y es un final más redondo, también estoy de acuerdo, pero..

Pero sí hay una cosa que me chirría un poco en el final de la peli..si Manhattan es un dios, aunque no sabemos el alcance de sus poderes, ¿para qué iba a desarrollar un generador-bomba y enviarlo a las ciudades principales del mundo? Eso parece más propio del Dr. Doom. Manhattan podría haberlo hecho con la mente.

A lo que me refiero es a que un dios no fabrica bombas, ¿no? si quiere volar algo, simplemente lo piensa..

Bruce dijo...

Pinchando en el slideshow también se puede leer la historieta entera. Lo hago así para no tener que reducir las imágenes y para no sobrecargar el blog, que se estaba poniendo gordo como una nutria..

Gabriel dijo...

Hablando de paranoia nuclear: hay una película que me parece un retrato fiel de cómo, ya en los años 80, todavía persistía: "When the Wind Blows" de Murakami. Excelsa película de animación y versión del la novela gráfica del genial Raymond Briggs. Imagino que muchos la recordaréis porque provocó una honda impresión en todos aquellos que eramos críos por aquella época (yo diría que incluso pesadillas).

Spilerman dijo...

Que yo sepa (o por lo menos es lo que yo entendí), Ozy con sus bombas, simula un ataque global como lo haría manhattan. La gente no sabe que han sido bombas teletransportadas, sólo ve explosiones, cuya naturaleza (creo que por la radiación que dejan) no dejan lugar a dudas que han sido producidas por el Doctor.

Yo me leí Watchmen ya mayorcito (bastante después del 11-S) y aunque el final me gustó, me dió una sensación de postura forzada por parte de los rusos.

"Ahora vamos a ser buenos y llevarnos bien", queda un poco ridículo. Un ruso comunista de la época no se si se habría regocijado más bien en el daño recibido por EE.UU.

Bruce dijo...

Así de memoria no pondría la mano en el fuego, pero la única prueba que hay de que el ataque sea cosa de Manhattan es que las "bombas" están fabricadas por él.
Que no eran bombas claro, eran generadores de energía limpia y gratuita que iban a ayudar a mejorar el mundo, por eso había uno en cada capital.

Tirso Cons dijo...

Enhorabuena por el "nuevo" blog, Pepo.

Genial como el antiguo.
Aquí estaremos.

Saludos,

t.

Alvy Singer dijo...

Es curioso que digas que el final hubiera quedado a lo Ed Wood cuando la paletada que vemos es lo más parecido a ed Wood en mucho tiempo. Interpretaciones de risa, Ozymandias soñado gay corriendo por un pasillo...Un cachondeo, vamos

PAblo dijo...

Spilerman,

Es conjeturar pero seguramente no. Date cuenta que estamos hablando de la época de la Perestroika y la Glasnost. Gorbachov ya estaba en el poder desde hacia un año.

A mí la critica al Reeganismo en Watchmen siempre me ha parecido bastante evidente pero no sólo a este presidente sino también a las políticas totalitaristas norteamericanas durante toda la "Guerra Fría" como el macarthismo de los cincuenta.

Impacientes Saludos.

Pepo dijo...

Hostias, Gabi, WHEN THE WIND BLOWS, ya ni me acordaba. Otro GRAN impacto en su momento.

"¿para qué iba a desarrollar un generador-bomba y enviarlo a las ciudades principales del mundo? "

Hombre, es que eso no lo hace Manhattan. Lo hace Veidt engañando a Manhattan, a sus espaldas. Veidt usa su ciencia para fines distintos de los que le cuenta a Manhattan. Y para poder engañarle usa el mismo truco argumental que en el tebeo, "la nube de taquiones" para enturbiar su percepción del tiempo y que Manhattan no sepa bien qué pasa en torno al día y hora críticos.

"la única prueba que hay de que el ataque sea cosa de Manhattan es que las "bombas" están fabricadas por él."

No, yo no lo entendí así. A Manhattan le cargan el muerto porque inmediatamente entienden que un poder así, con enormes explosiones de energía AZUL capaces de destruir varias ciudades enteras, solo puede proceder de él. Es lo que entendí yo.

Bruce dijo...

"¿Para qué iba a desarrollar un generador-bomba y enviarlo a las ciudades principales del mundo?"

Ahí me he expresado mal, quería decir: ¿cómo le vendes a la gente que un dios ha desarrollado un generador-bomba y ha engañado a Veidt, el hombre más listo del mundo para que lo enviase a las ciudades principales del mundo y volarlas?

"A Manhattan le cargan el muerto porque inmediatamente entienden que un poder así, con enormes explosiones de energía AZUL capaces de destruir varias ciudades enteras, solo puede proceder de él."

Ahí sí que me pillas, la verdad es que no recuerdo bien como le cargan el muerto. Mis recuerdos del final de la peli son confusos...pero sí recuerdo que salí como una moto después de ver a Silk Spectre.

Pepo dijo...

"Que yo sepa (o por lo menos es lo que yo entendí), Ozy con sus bombas, simula un ataque global como lo haría manhattan. La gente no sabe que han sido bombas teletransportadas, sólo ve explosiones, cuya naturaleza (creo que por la radiación que dejan) no dejan lugar a dudas que han sido producidas por el Doctor."

Es lo que más o menos entendí yo, sí.

Pepo dijo...

"Así de memoria no pondría la mano en el fuego, pero la única prueba que hay de que el ataque sea cosa de Manhattan es que las "bombas" están fabricadas por él.
Que no eran bombas claro, eran generadores de energía limpia y gratuita que iban a ayudar a mejorar el mundo, por eso había uno en cada capital."

Esto también me suena que era así, Bruce. Joder, a ver si la vuelvo a ver que ya no me aclaro.

Bruce dijo...

Estaba yo pensando los mismo, que a ver si voy a tener que volverla a ver...

¿Te acuerdas de la reunión de Ozymandias con los capitostes de las grandes empresas de energía, petróleo y demás, cuando atentan contra su vida? Ahí hablan de eso.

Bruce dijo...

Por cierto, ésto es lo que Dave Sim dice de “The Ultimate Weapon” de Lee y Ditko:

“Hay una posibilidad de que la Guerra Fría esté AÚN vigente incluso en 1970”, así empieza la historia. Ditko hace su mejor caricatura de Nikita Khrushchev: una caricatura que es realmente la razón para hacer la historia y que domina la mayoría de las cinco páginas. La imagen de la página 2 panel 3 realmente recuerda al día en que la principal preocupación de toda la humanidad era que este lunático tuviera el dedo sobre el botón nuclear.

¿Podían los Estados Unidos intimidarlo o descubrir su engaño? Es interesante que esta historia se publicó el mismo año que la Administración Kennedy hizo lo mismo sólo unos meses después, durante la Crisis de los Misiles Cubanos.

Spilerman dijo...

Voy a intentar explicar lo que yo entendí un poco mejor.

Por un lado Veidt le pide a Manhattan que le ayude a construir un generador de energia limpia para mejorar la relación consumo-medio ambiente.

Es una investigación de la que tienen conocimiento todos (las empresas petroleras porque se lo dice Veidt y el gobierno americano porque Manhattan vive en una base militar y evidentemente tiene conocimiento de lo que está haciendo por allí)

Pero una vez que Manhattan manda el generador (una tecnología que sólo entiende el Doctor) Veidt tiene control total sobre dicha teconología, pudiendo usarla para los fines que se le antoje, que en este caso parece que han sido los dos.

Primero la usa para generar las explosiones que dejan un evidente rastro a Doctor Manhattan (nadie había visto funcionar esa máquinas aún, ni conoce sus efectos)

Y después para desarrollar toda una fuente de energía alternativa limpia y fiable.

Está bien porque te da las dos caras de la moneda, la tcnología no es destructiva o constructiva, es lo que el hombre que la posee hace con ella.