miércoles, 22 de abril de 2009

"PERO ESTO ES COMPLICADÍSIMO DE HACER, ¿NO, PROFE?"


Ayer temprano di una charla en un instituto de secundaria de un pueblo de la provincia de Cádiz, San Martín del Tesorillo. La charla iba sobre mi trabajo en el cómic (la foto de arriba la he sacado de internet, no corresponde a lo de ayer) y aproveché también para contarles a los chavales algunas nociones generales sobre el cómic (diseño, planificación, estilos de dibujos, etc.). Al grano. La experiencia fue maravillosa. No ya solamene por cómo me atendió Adriana, la profesora de Lengua y Literatura que organizó la charla, y sus demás compañeros, también por la recepción de los chavales. Raramente he dado clase a chavales tan jóvenes (15 años de media), pero prestaron mucha atención, no dieron demasiada guerra y, a juzgar por las risas (sobre todo cuando salía alguna página o viñeta "picante" en el Power Point), creo que se lo pasaron bien. Luego estuvimos hablando todos los profes a solas, en la sala de profesorado, del estado actual de la enseñanza. Me contaron sus problemas, que a rasgos generales coinciden con lo que ya me han contado otros compañeros que dan clase en primaria y secundaria. Mientras ellos las pasan putas intentando que los chicos aprendan mínimamente algo, la Administración solo se preocupa de que el índice de suspensos baje como sea. Aunque sea regalando el aprobado. Absurdo, así vamos. Tampoco me extraña el gran éxito que ha tenido en estas semanas GRAN TORINO, ahora mismo la película más taquillera a este lado del mundo: un viejo educando a base de disciplina y valores a un joven al que no "regala el aprobado" precisamente. Entretanto, en la vida real, los padres de alumnos problemáticos suelen ponerse de parte de sus hijos pasando por encima del profesor si hace falta. Sin embargo, uno de los profes del Instituto me comentaba con un conmovedor sentido de la responsabilidad que "la culpa de esto es de todos", incluyéndose a ellos mismos. El resultado ya lo estamos viendo en la universidad, por cierto: alumnos que no quieren estudiar, problemas de disciplina y mala educación con alumnos aniñados a los que hay que mandar a callar constantemente como si tuviesen 16 años cuando tienen ya 20 (o más), alumnos a los que les cuesta entender cualquier concepto mínimamente abstracto, que no saben tomar notas ni resumir, que no saben redactar, que no quieren estudiar con libros sino solamente "a base de apuntes" (apuntes que tampoco saben tomar en clase)...

imagen de LA CLASE (ENTRE LES MURS, 2008), película de Lauren Cantet

Pero no era de esto de lo que quería hablar realmente. Porque yo ayer durante la charla no tuve ningún problema, los chicos eran majos y poco revoltosos. Sí quería contar lo del tema cómic. Adriana, la profe de Literatura y mi anfitriona, me contó que los chicos apenas usaban la biblioteca... hasta que han pedido la primera remesa de tebeos. Desde que han entrado cómics en la biblioteca, los chicos se han interesado por leer. "Ha sido un éxito total", me decía Adriana. No solamente por el manga, por cierto; en esta primera remesa tenían un poco de todo: BLACKSAD (les encantó), MORTADELO, BLUEBERRY, algo de Miguelanxo Prado, superhéroes americanos, algo de Tezuka y otros japoneses... Y de ese interés de los chavales vino un poco la iniciativa de Adriana por conseguir a alguien que diera una charla sobre tebeos.

En verdad los chavales me prestaron atención e hicieron preguntas al hilo de la presentación, que cómo se hace esto, cómo se hace lo otro... "Pero esto de hacer cómics es complicadísimo, ¿no, profesor?", me preguntó uno de ellos con mucho tino. Le mentí un poco para no quitarle las ganas de dibujarlos, si las tenía. No, no es tan complicado, le dije, sólo hacen falta las ganas, que te guste, luego ya vas aprendiendo poco a poco... En realidad el chaval tenía toda la razón del mundo. Hacer tebeos no es una disciplina fácil, exige conocimientos en distintas áreas. Escritura, diseño, dibujo, color si es el caso... Luego, al leer el tebeo, aquello parece que lo hace cualquiera, y ahí está realmente el arte del cómic. Pero, como decía McCloud, se trata de un arte invisible. Porque hacer tebeos es bastante más sofisticado de lo que parece.

Tras la charla, paseo por el pueblo de la mano de la maravillosa Adriana, que me lleva a comprar naranjas a una cooperativa local. Están buenísimas, he desayunado esta mañana con ellas. Me he zampado tres.

11 comentarios:

Ovidio dijo...

Me ha encantado la anécdota, es muy positiva y pretende mostrar la realidad de que en educación todo el mundo tiene la culpa del descenso de nivel.

A mí me preocupa mucho el tema, pues he estudiado el CAP y en las prácticas he notado cómo ha cambiado el instituto desde que yo salí de él. De todas maneras, lo que no hay que perder es la esperanza y las ganas, y por eso me gustan los textos optimistas como el tuyo.

Además, me he sentido algo identificado, dí clases de cómic a los chavales de 2º de la ESO, y vieron lo difícil que era este arte. Lo malo es que en la biblioteca de ese instituto no habían cómics, me di cuenta durante los últimos días, cuando fui a buscar alguno. Lamentable.

Que sepas que sigo el blog con mucho interés.

Saludos.

Kalitro dijo...

A mí me ha sorprendido que por propia iniciativa lleven cómics (y por lo que parece de nivel) a una biblioteca de instituo, y que encima hayan gustado.

Sobre lo de regalar el aprobado, es que si encima las subvenciones van en función del fracaso escolar...

Octavio B. (señor punch) dijo...

Un poco por la tangente pero algo relacionado (creo), la biblioteca de Vigo compra cada vez más cómic. Me han comentado que es lo que más sale y lo que más mueven. es una pena que a nivel educacional no se aproveche la historieta mucho más, pues creo que cuando se traspasa su frontera, y pienso en chavales de hoy, los de la play, los que no gastan cómics porque ya no es cultura poplar... cuando leen tebeos, lo flipan (¿cómo se dirá ahora?). Esto por supuesto tiene posibilidades didácticas por un tubo.

PD, no puedo callarlo... ahora tendría que hacer un Comentario Horacio, Virgilio o Claudio, y ya sería la repanocha :))

Octavio B. (señor punch) dijo...

mmm... kalitro no es un nombre romano, me has aguado el chascarrillo :)

Pepo dijo...

Adriana, que se mueve mucho para conseguir subvenciones para actividades en el Instituto, me comentaba también que en el Ministerio de Cultura están teniendo en cuenta cada vez más al cómic como instrumento pedagógico y lectura en escuelas e institutos.

toni bascoy dijo...

Fantástica anécdota... que envidia de charla, lo que la hubiera disfrutado yo en mis años mozos.
Siguiendo la tanjente abierta por Mr.Punch, aquí en Santiago la nueva biblioteca pública tiene una sección de cómic realmente decente. Se puede encontrar desde clásico americanos, nueva BD, manga, superhéroes, clásico europeo... un chollo. Se ve movimiento, lo cual me llena de alegría. La media de edad, eso sí, es tirando a alta (por lo que veo); y algo curioso, que se debería estudiar: mucho yonkie lector de cómic. ¿Alguna relación evidente que a mi se me escapa?
El sistema educativo, efectivamente, hace aguas por todas partes. Mi futura parienta, profesora de plástica, me lo confirma todas las sobremesas.
Un saludo, y yo también sigo tu blog con asiduidad y regocijo...

Irene dijo...

¡Hola! Mi chico me ha mandado un enlace para que viera lo que cuentas en tu blog. Totalmente de acuerdo en lo que dices. Acabo de empezar a dar clase, en mi caso de filosofía, y es un fiel reflejo de cada uno de los puntos señalados. No he podido mandarles un cómic para que se leyeran al hilo del tema de política y sociedad que hemos dado, pero me hubiera gustado. Tampoco estoy muy puesta en cómics pero tengo a quién preguntar para que me asesore. Es una manera de engancharles a la lectura y si funciona, ¡genial! Pero espero que les lleve también a descubrir otras cosas, no porque considere que otras obras no gráficas son mejores, sino porque creo que hay que leer de todo.
Me ha encantado leerte y leer también lo que han contestado otras personas porque veo que somos unos cuantos los que trabajamos en esta dirección. Un abrazo fuerte.

Pater dijo...

una chulada de post :)
me acuerdo que en el ciclo de artes gráficas que estudié hace un par de años, yo hacía de "padre" con algunos compañeros más jóvenes, en cuanto a que les intentaba llevar por el camino responsable (por lo menos en clase) XD

a punto de cumplir los 30, mi gran sueño sería formar parte de un estudio con más dibujantes, aprendiendo unos de otros... mientras, pues dibujo :P

saludos, campeón ^^

Mar dijo...

Hola!!

Precisamente los "entrecomiqueros" andamos esta semana dando un curso a profes de Infantil y Primaria en Madrid, para fomentar el uso de los tebeos como recurso didáctico y de fomento a la lectura: parece que cada vez hay más inquietud y ganas por explorar y trabajar los y con los cómics, empezando desde el aula... donde me incluyo especialmente :-D

Genial el post y las ganas que le siguen echando los compas maestros y profes para fomentar la lectura, entre otras muchas cosas... y los autores que se prestana aecharnos una manita: ¿te apunto para cuando vengas a los madriles, Pepo? ;-)

Besitos

Pepo dijo...

Ostras, me alegro mucho. Y sí, claro que me apunto.

Hay más gente dando charlas sobre cómics desde hace tiempo, en colegios, institutos y bibliotecas públicas. Sé que Toni Guiral en concreto lo lleva haciendo en Barcelona desde hace años, con gran éxito.

Guillermo Velasco dijo...

Hola Pepo, mira por dónde acabo de descubrir que has hecho este blog alternativo... y precisamente me ha hecho gracias este artículo.

Yo doy clases de cómic (aunque aún no he hecho ninguno, pero va en camino...), y llevo todo el fin de semana preparando uno que doy ahora en Cercedilla (Madrid) de una sola sesión de 3 horas.

Ya te contaré mi experiencia XD

Un fuerte abrazo, y gracias por seguir anunciando el podcast en tu blog.