domingo, 17 de mayo de 2009

CONDICIONES LABORALES

"Dos cosas:

La primera romper una lanza a favor de los funcionarios que funcionan. Son muchos, no todos, pero sí más de los que pensamos. Primero como parte integrante del colectivo (soy profesor substituto de enseñanza secundaria y bachillerato) y después como parte afectada (yo soy usuario y defensor de los servicios públicos). Incluso, si a día de hoy estoy vivo (y no exagero) es porqué un funcionario del servicio de salud (conocido como médico del seguro) decidió hace más de treinta años no plegar a su hora y quedarse un rato con el fonendoscopio auscultando a un chaval que se costipaba más de lo habitual y que ocultaba una cardiopatía a intervenir. Huelga ahora señalar quién era dicho chaval pero no el volver a hacer público mi agradecimiento a aquel médico de la seguridad social.

Al hilo del debate de la semana, pero de manera tangencial, la segunda.

A mi me inquieta no lo que cobran los autores autóctonos (no pienso entrar en un debate sobre quién es de aquí y quién no) publicados por editoriales españolas, que imagino entre un 8% y un 15% (según si nos escoramos hacia el optimismo o el pesimismo) del precio facial de sus tebeos multiplicado por el número de ejemplares de la tirada de la primera edición, sino si estas cantidades se pagan como adelanto de las ventas de la primera edición o como liquidaciones a partir de una fecha determinada. Me explico, si los historietistas cobran adelantos (con lo cual es el editor el que costea la producción del tebeo y el artista sabe cual va a ser la retribución mínima de su trabajo) o liquidaciones (con lo cual es el historietista el que sufraga una buena parte de la edición, pero de manera indirecta, ya que no tiene ningún adelanto y sólo cobrará según los ejemplares vendidos al finalizar el periodo que se convenga). Mientras que en la primera opción el editor ejerce su función en la segunda opción el editor ejerce de... de... bueno poner vosotros el adjetivo descalificativo que más rabia os dé.

A mí me interesaría saber, vamos hacerme una radiografía general de, qué opción abrazan las editoriales españolas. Me temo, pero no tengo datos, sólo intuiciones de que las editoriales españolas (o, para ser más correctos, algunas editoriales españolas) tiran más de la segunda opción que de la primera, con lo que la supervivencia económica del historietista autóctono se me antoja aún más difícil si cabe. Incluso, de optar por algún sistema mixto (pagar una parte de adelanto y luego liquidaciones) creo que el adelanto es mínimo.

No estoy afirmando que suceda así siempre, ni siquiera en una buena parte de casos, sino que tengo una sospecha y la expongo a debate público para escuchar más aportaciones y así saber si estoy equivocado (con gusto rectificaré) o si se confirma. Esto es, ansío pasar del evanescente "supongo que" al algo más sólido "me inclino a pensar esto ya que tengo todos estos datos".

Quim Pérez"

Lo anterior es un mail que he recibido de Quim Pérez, que no ha podido meter el comentario en el blogger. Respuesta: depende una vez más de lo que negocies en el contrato con tu editor. A mí el 8% me parece inaceptable, y como mínimo pido el 10%. En cuanto a adelanto, también puede pedirse, evidentemente. Como auténtico adelanto, vaya, mientras tú estás haciendo el tebeo, no cuando lo entregas. Hay autores que, me consta, ya lo están exigiendo a su editor. El adelanto suele ser de lo que te corresponde como autor por la mitad de la tirada total, pero por supuesto eso también es negociable. Y luego, por supuesto, si el tebeo una vez publicado supera en ventas a ese adelanto, te corresponderán las liquidaciones pertinentes. Aprovecho para aclarar que, como bien sabe Quim, ESOS PORCENTAJES SON PARECIDOS A LOS QUE SE MANEJAN EN OTROS MERCADOS. También en el mercado literario. Obviamente, cuanto más ventas genere el autor, más capacidad tendrá para negociar, y conseguir, porcentajes más altos a cobrar sobre ejemplar vendido de sus libros.

1 comentario:

Camila Caringe dijo...

Imaginate si es posible ser feliz o saludable con tales condiciones laborales.
Por eso los trabajadores tienen que se unir y organizar.

La Central de Trabajadores de las Américas tiene un blog sobre economía informal. Yo soy brasileña y participo del equipo. Yo puse un video sobre condiciones laborales hoy allá. Si te gustaría verlo, mira en http://economiainformal.csa-csi.org/

¡Saludos, compañero!