viernes, 8 de mayo de 2009

NOUVELLE BD


"En 1992, Jean-Christophe Menu decía que quedaba «mucho trabajo por hacer para admitir la existencia de una historieta liberada de sus tópicos y de su imagen vulgar e infantil». Lo hacía en un texto donde defendía «una idea literaria de la historieta», frente a las corrientes más orientadas a la experimentación plástica de varias de las escuelas de cómic vanguardista que estaban surgiendo en Europa. Menu era -y sigue siendo- el ideólogo del grupo francés L'Association, un colectivo de autores surgidos de la escena de los fanzines de los 80 que se autoprofesionalizaron durante los 90. Los fundadores fueron el propio Menu, junto a Stanislas, Mattt Konture, Killoffer, Lewis Trondheim, David B. y Mokeit, que pronto les abandonaría para dedicarse en exclusiva a la pintura.

UN NUEVO ESQUEMA. L'Association se definía por oposición a la gran industria francesa, dominante comercial y culturalmente en toda Europa desde la posguerra con la implantación de la fórmula Tintín y Spirou: aventuras juveniles realizadas con altos estándares de calidad que se serializaban en revistas para ser posteriormente recopiladas en álbumes, libros de tapa dura caros y coleccionables. Este esquema, que se basaba en los personajes estrella, y que había sido puesto en cuestión al menos en ciertos aspectos por los renovadores del cómic adulto de los 70 -desde Tardi a Moebius, pasando por Crepax y Pratt-, era rechazado de plano por L'Association, que se definía no como editorial, sino como agrupación de dibujantes, y que ponía el acento no en los personajes, sino en los autores. Al mismo tiempo, utilizaba el blanco y negro con un valor de resistencia frente a la comercialidad del color, y buscaba formatos más libres y más próximos al concepto de novela que el rígido álbum de 46 páginas.


L'Association, y otros sellos independientes inspirados por su ejemplo, prosperaron -casi para su sorpresa- mientras la gran industria francobelga entraba en una grave crisis durante los 90. Una de las editoriales más importantes, Dargaud, sufrió un golpe casi mortal en 1998, cuando perdió en los tribunales los derechos de publicación de Astérix y, con ellos, el 80 por ciento de sus beneficios.

LLEGAN LOS PREMIOS. Al rescate acudió el editor Guy Vidal, que reclutaría a muchos de los valores de L'Association y otras independientes para la colección Poisson Pilote, integrándolos con tanto éxito en la dinámica comercial de la gran industria que muy pronto empezarían a acaparar los premios del festival de Angulema, el más importante de Francia (Isaac el pirata de Blain en 2002 y Los combates cotidianos de Larcenet en 2004).

Había nacido la nouvelle bd, una etiqueta que integraba los nuevos estilos y modos de hacer con los viejos formatos y estrategias de mercado. El sello de la nouvelle bd es hoy tan amplio que en parte se ha desnaturalizado. Algunos de los fundadores de L'Association, como Menu, Konture o Killoffer, no han realizado la transición al terreno comercial, mientras que otros, como Lewis Trondheim, han desempeñado un papel fundamental en casi todos los frentes del cómic europeo de la última década. En 2002, Hugues Dayez publicaba el libro de entrevistas La nouvelle bande dessinée, donde recogía conversaciones con Christophe Blain, Blutch, David B., Nicolas de Crécy, Dupuy y Berberian, Emanuel Guibert, Pascal Rabaté y Joann Sfar (Trondheim se negó a ser entrevistado, pero realizó caricaturas de todos los autores, además de la portada). Junto a este «núcleo duro», a la nueva ola se han sumado nombres como Marjane Satrapi (su Persépolis es el más arrollador éxito de L'Association), Emile Bravo, Larcenet, Delisle, Boullet o incluso el suizo Peeters".
--Santiago García, en un artículo sobre la Nouvelle BD publicado en el suplemento cultural ABCD en 2007, el texto puede leerse entero aquí.


Sobre estas líneas, Marjane Satrapi. Arriba del todo, foto de Jean-Christophe Menu. Aquí abajo, páginas de MIS CIRCUNSTANCIAS, de Lewis Trondheim (1995), LA ASCENSIÓN DEL GRAN MAL (tomo 1, 1996), de David B,
PERSÉPOLIS (tomo 1, 2000), de Marjane Satrapi, ISAAC EL PIRATA, de Christophe Blain (tomo 2, 2002) y EL GATO DEL RABINO, de Joann Sfar (tomo 3, 2003):





2 comentarios:

El fan Nº1 dijo...

Mira que libro sacó Max no hace mucho:
http://sol-e.com/motor.php?id_seccion=4&subsec=31&id_libro=9998&desdefamilias=1&notc=1

hangeng dijo...

Das Bettelarmband existiert als thomas sabo online Schmuckstück bereits seit Jahrzehnten. sabo schmuck Ursprünglich wurde es getragen, um sich von nahestehenden thomas sabo charm Menschen Anhänger „zusammenzubetteln“ und dadurch ein Schmuckstück zu besitzen, thomas sabo glaube liebe hoffnung das eine ganz persönliche Geschichte erzählen konnte. Nicht selten wurde es weiter vererbt thomas sabo und immer wieder in jeder Generation mit neuen Anhängern erweitert. thomas szabo Auch heute noch ist das Bettelarmband ein sehr beliebtes Accessoire. thomas sabo armbänder Und auch heute noch verbirgt es oftmals schmuck thomas sabo ketten Geschichten in sich, die eine ganz persönliche Bedeutung für seinen Träger bzw. seine Trägerin haben. Die einzelnen thomas sabo onlineshop Anhänger, die man an das Bettelarmband anbringen kann, können ganz unterschiedlichen Ursprungs sein. Einige thomas sabo ohrschmuck kauft man sich vielleicht selbst, andere lässt man sich von lieben Mitmenschen schenken und verbindet so mit dem Anhänger immer eine schöne Erinnerung.