lunes, 13 de julio de 2009

EL CIRCO DEL SOL.

Quizá en otras predicciones se equivocara, pero en esta en concreto no. En LA SOCIEDAD DEL ESPECTÁCULO (1967), Guy Debord supo ver con clarividencia uno de los nuevos rasgos del capitalismo en la sociedad del consumo y su megaindustria del ocio: la alienación de los trabajadores ya no se centraría como antaño en la explotación durante el tiempo de trabajo (porque este tiempo tiende a disminuir), sino que iría colonizando poco a poco el ocio del trabajador, aparentemente de forma no relacionada con la producción industrial, y terminaría por "expropiarle" el tiempo total de vida. Una vez terminado su horario laboral, el trabajador en su "seudo ocio" se convierte en masa de consumidores pasivos y satisfechos. En otras palabras, en su "ocio" sigue "produciendo" aunque sea de forma pasiva, con su consumo. El trabajador se ha liberado así de una cantidad creciente del horario laboral sólo para que la gigantesca industria del ocio y entretenimiento (y eso incluye también a los inmensos centros comerciales de hoy) haya venido a llenarlo. Lo que gana el trabajador con su esfuerzo se lo gasta luego durante su tiempo libre en consumir, consumir y consumir. Frank Zappa aludió a este triunfo final (y total) del capitalismo a su manera, más bruta y cachonda: "El comunismo no funciona porque a la gente le encanta poseer porquerías".

Cuento todo esto porque el sábado acompañé a mi amigo Cake a IKEA, y, además de lo ya sabido sobre esa gran cadena (todo allí es "auto" servicio, incluso pretenden que lo sea pagar con las famosas "autocajas" que por cierto la Fnac también ha intentado implantar), estuvimos observando el "espectáculo" que había al final del todo, tras las cajas de pago. Productos alimenticios suecos de gama baja a precios de Tienda del Gourmet del Corte Inglés, y ojo que si compras tienes que pagar la bolsa para llevarte las cosas (20 céntimos de euro) porque no es gratis. Igual que la tienes que pagar aunque hayas comprado muebles y "complementos" del hogar, vaya. Pero ahora venía lo mejor. Junto a la seudo tienda del gourmet sueco, hay instalado un siniestro fast food con unos perritos lamentables y una bebida que tú mismo te tienes que servir para comer luego de pie (como los soldados, que diría mi madre) porque no hay sillas, sólo mesas a la altura del pecho, en plan cocina americana. Lo asombroso es que, a pesar de todo el maltrato implícito que hay ahí, y del montaje descarado maquinado por los cerebros calculadores del marketing para que las familias "disfruten toda su tarde de sábado" en el centro comercial (por supuesto en el IKEA, como en tantos otros sitios de ahora, también hay parque infantil para que los padres dejen a sus hijos y puedan "disfrutar"... del consumo), la barra del fast food estaba a tope, con gente comprando y consumiendo su seudo merienda antes de marcharse a casa.

En fin, que buen verano y espero que lo paséis en la playa o en algún otro sitio bonito, y no en un puto centro comercial ni nada que se le parezca. Cierro el blog pero volveré en septiembre. Feliz verano a todos.

15 comentarios:

Bruce dijo...

Feliz verano, Pepo

Mikel dijo...

A pasar un buen verano Pepo!

Octavio B. (señor punch) dijo...

...pero antes de cerrar el chiringo, ¿ese dibujo de quién es? es chulo :)
Y buen verano, claro

Juan Carlos dijo...

Descansa tú que tienes vacaciones estivales. Nos vemos comiendo pescaito frito algún día.

Pepo Pérez dijo...

Este verano pocas. Tengo que terminar bastantes trabajos. Pero algo habrá, claro. Nos vemos.

(El dibujo es mío, Octavio, una ilustración de hace años para Ciclo)

Saludos

Kalitro dijo...

Hombre, gracias por un texto tan depresivo (y cierto).

Urbs dijo...

Buen verano!!!

Little Nemo's Kat dijo...

Menos mal que nos deja a la estupenda muchacha silueteando encantos de despedida, porque si no cualquiera hubiera dicho que se nos iba de vacaciones a un Corte Inglés ;)

Feliz, soleado y expansivo verano, don Pepo.

otto dijo...

Feliz verano Ballardiano!

Ernesto dijo...

Un verano Ballardiano tiene que ser muy chungo...salvo si es en papel :-)

Hasta la vuelta!!!

Celestino dijo...

Bon estiu maco...

toni bascoy dijo...

Bueno, yo no veo mucha diferencia entre pasarte el verano en IKEA o en la playa comiendo de chiringuito un plato de paellador y mojitos prefabricados,pero bueno. Que se lo pasen ustedes bien, consuman sueco o alicantino. Un saludo a todos...

Pepo Pérez dijo...

Hay playas y PLAYAS. En ese terreno también hay donde elegir...

Celestino dijo...

Por cierto, una de las cosas que más me han divertido cuando he tenido que comprar un mueble, es ir a IKEA y pasearme toda la tarde tal cual dices.... pero DROGADÍSIMO...y escuchando un buen disco de Brian Eno en los cascos....así da gusto comprar entre tanto colorín de mierda....lo mismo que bucear bajo el mar....ahora si, buen verano y viva FRANK.....

Pepo Pérez dijo...

" es ir a IKEA y pasearme toda la tarde tal cual dices.... pero DROGADÍSIMO...y escuchando un buen disco de Brian Eno en los cascos..."

ja ja... alternativas siempre hay para quien las busca.

Sobre otra cosa que ha apuntado Otto... tiene toda la razón en que hay "momentos IKEA" completamente ballardianos...