lunes, 26 de septiembre de 2011

MÁS ¡CARAMBA!

Laura Pacheco lo explica todo

7 comentarios:

Simon Fun dijo...

Jaja, "un cómic de verdad". Cómo traicionan los paradigmas vetustos...

Pepo Pérez dijo...

Bueno, tal como yo lo veo, no es eso. Laura se refiere (aunque no lo diga o no lo haya pensado conscientemente) a un cómic "de verdad", o sea, impreso. El cómic digital que hace ella es, pues eso, distinto al cómic impreso. Ni mejor ni peor, por supuesto, es el medio en el que ella ha podido publicar, y el que parece que tendremos en el futuro para los que queremos seguir dedicándonos a esto. Pero es cómic digital.

p.d. Sus cómics (digitales) me encantan, por cierto.

Pepo Pérez dijo...

Pero ahora está dibujando, o terminando, un cómic impreso. Si lo piensas detenidamente, te darás cuenta de que Laura (y Carmen) Pacheco ahora tiene que concebir su cómic impreso de manera distinta. No es una tira con gag único para subir a la web, es un álbum. Con muchas páginas, una historia articulada a lo largo de ellas, dobles páginas enfrentadas en las que tendrán que tener en cuenta el paso de página por el lector, componer el diseño de las dos páginas, par-impar, sabiendo que el lector las tendrá frente a sí, pensar en el color impreso, en cómo se verá su línea de dibujo impresa, etc.

En fin, literalmente, otro medio.

Simon Fun dijo...

Por eso mismo lo digo, no creo que vaya a durar mucho más esta legitimidad de lo impreso vs lo digital. Sobre todo con Ipads y e-books por todas partes, y espérate a que aparezca el Sixth-sense, que si cumple lo que promete revolucionará todavía más nuestra relación con Internet. (Sixth sense es esto: http://www.ted.com/talks/pranav_mistry_the_thrilling_potential_of_sixthsense_technology.html)

Es cierto que el cómic, posiblemente más que otros artes populares o como se llame ahora a esto, tiene un valor en lo material, y creo que eso seguirá ahí, pero como algo más lujoso y testimonial. Noto mucha limitación mental sobre lo que puede ofrecer Internet y hasta un cierto complejo en dirigirte allí, como si Internet fuera una cosa para amateurs y para gente que lo hace por pasatiempo.

Me iluminó bastante ver la enorme estructura que se había erigido alrededor de la lectura semanal de los capítulos de los shonen famosos (Naruto, One Piece, Bleach...), escaneados a toda prisa, traducidos en dos o tres días supongo que por traductores aspirantes o fans y puestos en distribución temporal para que los fans acérrimos puedan leerlo al mismo ritmo que los japoneses. Luego hacen sus cábalas en foros dedicados exclusivamente a eso, a comentar el devenir de las historias de estos tres tebeos. Yo ahí vi mucho potencial.

Sobre let's pacheco, me gusta mucho su dibujo. No me tira demasiado ese tipo de humor, aunque (o quizás precisamente por ello) las páginas recientes guionizadas por el padre me gustaron mucho.

Simon Fun dijo...

(Ups, el mensaje contestaba a tu primer mensaje, Pepo, no al segundo).

Pepo Pérez dijo...

"Noto mucha limitación mental sobre lo que puede ofrecer Internet y hasta un cierto complejo en dirigirte allí, como si Internet fuera una cosa para amateurs y para gente que lo hace por pasatiempo"

sí, tienes toda la razón, pero eso yo creo que se debe a que estamos en plena transición. Por la misma razón, se sigue pensando al hacer cómic digital como si hicieras cómic impreso. No en todos los casos, por supuesto, pero de momento se ve mucho "cómic escaneado" en digital, en lugar de pensarlo bien para el medio digital, y por tanto emplear recursos formales específicos e intransferibles de ese medio digital. Por supuesto, uno puede generalizar y decir "todo es cómic", porque es evidente que ahora mismo, justo por estar en esta transición, hay un hilo que conduce el cómic impreso al digital (yo mismo he hecho cómic digital en El Estafador). Pero date cuenta de que para Laura Pacheco es una absoluta novedad publicar un cómic impreso. No lo ha hecho nunca (que yo sepa). Ella se ha estrenado como autora directamente en digital. Eso es una nueva generación.

Simon Fun dijo...

Es que yo creo que la revolución que aporta Internet es mucho más relevante en la distribución y en la nueva relación con el público que en el formato. Al menos el cómic que yo pretendo hacer va a ser exactamente eso, un cómic escaneado, si puedo implementar ese visor de revistas tan cómodo y coqueto que he visto por ahí.

En general las experimentaciones que he visto con el medio digital me parecen una chufa. Algunas más graciosas que otras, pero, al final, lo que he visto de forma imperante es precisamente la tira de periódico, vertical u horizontal. Creo que ahí Alan Moore lo clavó cuando dijo que la tecnología más desarrollada era la palabra; parafraseándolo, yo diría que la página en cómic es ya la mejor tecnología, equivale a las minúsculas y los puntos versus el "siempre mayúsculas sin pausas" de los romanos.

Lo noto mucho con tebeos de scroll descendente, en los que es un infinito descender sin cortes. Yo, por lo menos, siento una ansiedad primitiva hacia ello, lo noto como una avalancha inacabable que precisamente mina la sensación (que no la capacidad) de control del lector, algo que me parece importante...