miércoles, 10 de noviembre de 2010

LA LECCIÓN DE LOS CORAZONES PUERCOS

Mira, otra muestra de abyección en el arte. SEVEN, de David Fincher (1995). Ah, que éste no era un film serbio, que era estadounidense. Supongo que sus imágenes también "rozan lo delictivo", igual que algún que otro grabado de Goya... Pinchad en el video para recordarla y espero que disfrutéis con la canción de David Bowie que iba en su banda sonora, THE HEARTS FILTHY LESSON, que es buenísima.

---

MUCHO HAY QUE CHUPAR, Goya, publicado en 1799

2 comentarios:

Alejandro González dijo...

La traducción en si seria:

La sucia lección del corazón (o corazones, dependiendo del apóstrofo).

Pepo Pérez dijo...

no lleva apóstrofe, pero sí, tienes razón.
Lo que pasa es que me molaba más mi versión para lo que quería dar a entender... vaya, que lo de LA LECCIÓN DE LOS CORAZONES PUERCOS (y en plural) no era exactamente una "traducción" sino otra cosa... ; )