lunes, 5 de octubre de 2009

SI LA COSA FUNCIONA

El problema es cuando no funciona. Hace tres o cuatro películas de Woody Allen que me prometí dejar de verlas, no recuerdo bien si fue a la altura de MATCH POINT (un mojón para mi gusto) o de la más infumable aún VICKY CRISTINA BARCELONA (esta ya la vi accidentalmente, en la tele), pero resulta que ayer piqué de nuevo -mordí el cebo por Larry David- y fui a ver esta cosa. Nada que hacer, ni siquiera Larry David es capaz de salvar el barco. Un vodevil de cuarta categoría, y con un desenlace particularmente bochornoso. Si la habéis visto o la veis, haced la prueba mental: imaginad a Arturo Fernández en el papel de Larry David y a Lina Morgan en el papel de Patricia Clarkson/Marieta, la madre de la rubia tonta. Quien tuvo, no siempre retuvo. O a lo mejor es que Woody Allen nunca tuvo tanto como creíamos, no lo sé. En cualquier caso, qué triste es ver un declive de esta magnitud.

20 comentarios:

Nadie nadie dijo...

ayer vi Vicky Cristina Barcelona en dvd y todavía estoy alucinando de lo mala que es. ¿Cómo es posible que esto tuviera buenas críticas? ¿Cuánto pagó Harvey Weinstein por el oscar de Pe? ¿qué cara se les quedó a los catalanes al ver el truño con el que Allen les había birlado la pasta?
Desde luego, yo no vuelvo a pisar un cine para ver una de Allen. como mucho, en dvd y con el mando cerca para el ff

Pepo Pérez dijo...

Yo tengo una hipotésis. Aún tiene buenas críticas por el "aura" Woody Allen. Como vienen de él, sus pelis se ven de otra forma. Match Point ya me alucinó por lo falsa que era, un remake pijo de Delitos y faltas, que sí era una buena película. Match Point no tenía ninguna de sus virtudes: "venga, la rehago en plan 'luxe', la ambiento en la Londres buena,en la City, pongo a una actriz guapa y a un actor guapo y listo". La cosa vaya si funcionó, porque anda que no tuvo buenas críticas. A mí no me gustó nada, pero parece casi buena comparada con Vicky Cristina Barcelona o con Si la cosa funciona... La parte final de este bodrio, de verdad, es de traca. O "la bohemia artística del Village como solución para todos tus males". Lo de la relación del personaje de Larry David con la "joven guapa tonta", clamoroso también. Las escribe ya en plan muy tonto, a base de tópicos, muy de vodevil bobo, así como para que veamos las pelis con condescendencia, "sin muchas exigencias", pero (para mí) no cuela, no da el pego. ES una tomadura de pelo, están escritas y rodadas con el mínimo esfuerzo.

Santiago García dijo...

Has aguantado mucho. Yo creo que me bajé en Everybody Says I Love You o alguna de aquella época.

Mythos dijo...

Para mi, siendo blasfemo quizá, siempre me ha dado la impresión de estar muy sobrevalorado como cineasta este director y leva mucho, mucho tiempo en declive. Creo que si sigue teniendo buenas críticas en sus películas es por lo mismo que a Roman Polanski, con su actual detenciñon, lo defiende todo el mundo del cine sin más: "porque es un cineasta respetable". Pero bueno, no voy a mezclar churras con merinas.

Max Vento dijo...

Yo creo que su última buena película fue "Desmontando a Harry". A partir de ahí un lento declive. Mi teoría es que debería haberse tomado 5 años sabáticos... A este hombre le ha podido la manía de la película por año.

Pepo Pérez dijo...

el contrato, el contrato. Y el ritmo de vida, supongo.

Demetrio dijo...

Honestamente a mi me gusta más el Woody Allen contador de fabulas de hoy que el cronista de dramas esquizofrénicos de los intectuales neoyorkinos de antes.

Pepo Pérez dijo...

Pues yo creo que lo que vi anoche es lo mismo que Manhattan (y otras de ese palo) pero mucho peor.

Alvy Singer dijo...

Usted, que no aprecia a don Woody:

"Si, tenemos un presidente negro, pero quién te asegura poder tomar un taxi en Nueva York"

O

"He visto el ABISMO"
"Oh, lo siento, si quieres cambia de canal"

Esta película es un regalo, imperfecto y tan descuidado formalmente como hace décadas, para los que disfrutamos con Annie Hall y con el genial escritor de humor formado en las páginas del New Yorker. Es un REGALAZO.

jmm dijo...

En mi caso, y quizá porque la vi con las expectativas más bajas posibles, VICKY CRISTINA BARCELONA me pareció de lo más sustancioso que le había visto en mucho tiempo (aunque tan sólo he visto MATCH POINT de su producción en los últimos años, que me pareció un mojón); una exploración bastante incómoda de lo falso y azaroso de las relaciones de pareja y la entelequia de la "media naranja".

Pero ésta creo que me la voy a saltar, sí.

Ollo de Vidro dijo...

"Match point" era generosa en tópicos, especialmente en el tratamiento de los personajes (el retrato de los pijos supersuperficiales y la descarriada surgida de un hogar roto en Colorado son puro brochazo) y tenía escenas que a otro director no se le hubieran personado (recuerdo vagamente un apasionado revolcón entre el centeno mientras arrecia la tormenta digno de "Pasión de gavilanes"). Pero nadie pareció verlo.

Muriel dijo...

Yo tambien pienso que la última peli buena que hizo fue desmontando a Harry.
Aunque Match Point no me resultó tan mala como comentais y Vicky-cristina-Barcelona sí que era un gran mojon.

Yo creo que sí que Allen sí tuvo su gran época, Manhattan, Annie Hall, Recuerdos, Hana y sus hermanas....

Evidentemente la obsesion de la pelicula por año hace mella y se nota.
No sé, me imagino a Woody Allen como uno de los personajes de sus peliculas, atemorizado por la cercanía de la muerte y queriendo contar lo más posible a toda prisa todas esas ideas que tiene anotadas en algún cajón...

José Pablo G. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
José Pablo G. dijo...

Totalmente de acuerdo. Hace aguas por todos lados. El casting es el peor que recuerdo, los doblajes de la niña, la madre y el padre son criminales, el discurso progre autocomplaciente y facilón da vergüenza ajena... y lo del final, con todos esos imbéciles juntos, es de antología. Estoy buscando como un loco críticas negativas y no las veo por ningún lado.

Alvy Singer dijo...

Vicky Cristina Barcelona era una de las peores películas de la historia ¿no? Imposible confundir con Rohmer, que tanto gusto tuvo en sus mejores obras de codearse con Néstor Almendros y trabajar de verdad, un folletón de flaubertiano sonrojante, sin humor y con gritos turísticos.

Esta no. Es la misma película de Allen de siempre, con chistes geniales a costa de su leído y amado Schopenhauer (y de refilón pasea Kierkergaard) y con un Nueva York que no es tanto un escenario como un lugar de eco nostálgico, ahí están las referencias a Fred Astaire ya desde los mismos créditos, y compararla, en serio, con una peliculita de Arturo Fernández es hacer trampas. Primero, porque las comedias de Arturo Fernández pueden usar enredos incoherentes y giros también increíbles, pero en ningún momento pueden brindar un guión tan increíblemente gracioso como este.

"I'm dying!!! Not now....Not tonight....I mean...eventually"

¿Dónde está esto en una película de Arturo Fernández? En ninguna parte. Puede servir para simplificar una estructura dramática que no oculta su condición de nostálgica defensa del tópico, pero no puede servir para hablar, de verdad y con rigor, de las capacidades humorísticas de Allen y de las connotaciones genialoides de sus chistes. No caigan ahora en la boutade, por el amor de dios.

Pepo Pérez dijo...

No era boutade, Alvy. La peli me pareció un mojón del quince. Me alegro que a ti te haya gustado.

Pepo Pérez dijo...

Y sí, también la "calidad" me pareció en muchos momentos a la altura de un vodevil de cuarta. Ya digo, no era boutade.

Alvy Singer dijo...

¿EN SERIO?

Jo.

Alvy Singer dijo...

Bueno, pues rectifico por no creerle. Disculpas. ¡La película le visitará en sueños para recordarle lo divertida que es!
Jajajaja.

Saludos, pepo!

Jordi Bravo dijo...

Yo recuerdo que le perdí la pista un tiempo a Allen, y por casualidad fuí a ver La maldición del escorpion de Jade. Me dió verguenza ajena a ratos. Increiblemente malo el personaje de Helen Hunt y sus diálogos.
Con lo que me gustó Balas sobre Broadway y que lejos que está de su filmografía actual.