viernes, 4 de junio de 2010

MÁS SOBRE LA NOVELA GRÁFICA

"Estos tres títulos tenían en común su gran extensión, su calidad y sobre todo su naturaleza adulta (lo cual no quiere decir que no los compraran lectores jóvenes). [...] Un papel importante en el bombo mediático se debió a su comercialización como 'novelas gráficas'. El término tenía varias ventajas desde una perspectiva publicitaria. Primero, se usó como un aviso para señalarlas como algo nuevo, para alejarlas de las connotaciones infantiles que tenía la palabra 'cómic' (ésta no era ciertamente la primera vez que se usaba un nuevo término para alejar a los cómics de asociaciones infantiles. Por citar algunos ejemplos: en los cuarenta, algunos cómics de crímenes norteamericanos se publicaron bajo la etiqueta 'illu-stories'; en los sesenta, el underground usó la palabra 'comix' [...]). Por el mismo paquete, fueron elevadas con optimismo al estatus de 'novelas'. Segundo, tenía la ventaja añadida de asociarlas con la escena del cómic europeo, donde los cómics en formato álbum habían sido respetados [...]. El resultado inmediato fue atraer a un nuevo tipo de lector a las librerías especializadas. A menudo, estos clientes tenían poco o ningún conocimiento del fandom, y mostraban poco interés en comprar los pequeños cómics serializados tradicionales, pero en lugar de eso buscaban los álbumes promocionados por los medios (esto fue especialmente cierto en el caso de Dark Knight y Watchmen, que ya habían sido grandes éxitos en su formato original, y que ahora volvían a venderse de nuevo). Como explicaba el propietario de una tienda londinense, 'en los viejos tiempos, si alguien no aficionado venía a la tienda, se sentía avergonzado... tenía que ponerles los cómics en una bolsa de papel marrón, como si fuesen pornografía. Pero el nuevo formato libro parecía cortocircuitar esa barrera psicológica'. Más tarde, una parte de esta nueva clientela desarrolló un interés más amplio en los cómics, y formó la base para una cultura de coleccionismo que se expandió a finales de los ochenta y durante los noventa.

Pero, más significativamente, se había abierto una salida completamente nueva para los cómics: las librerías generalistas".
Roger Sabin, ADULT COMICS (AN INTRODUCTION), Londres, Routledge, 1993. Los extractos proceden del capítulo que Sabin tituló "Los cómics han crecido: el amanecer de la novela gráfica", pp. 87 y ss. El capítulo estaba dedicado al primer boom de la novela gráfica, el de 1986-87, gracias al impacto que MAUS, BATMAN THE DARK KNIGHT RETURNS y WATCHMEN causaron en los medios y a su publicación en formato libro, que permitió venderlos, además de en librerías especializadas, en las generalistas.

2 comentarios:

elpablo dijo...

hoy lo he estao flipando con una entrevista de los bros en el 89 en el comics journal, jojo. desían que miller era un mamón, porque por mucho rollo que se marcara todavía hasía batman, que moore era demasiado buen escritor pa ponerse a montar un rollo macabeo con supers de la charlton, y que el único que molaba de esa terna era spiegelman. por sierto, gary groth dice en la misma entrevista que la novela gráfica se puede convertir en un contenedor de mierda, jojo!
lo he leío aquí:http://frog2000.blogspot.com/search?updated-max=2010-03-02T07:15:00-08:00&max-results=7

es el blog de frog2000, que he descubierto hoy y con el que me lo estoy pasando piparl!

柏勳 dijo...

The more haste, the less speed. ............................................................