viernes, 21 de mayo de 2010

40-RECIPIENTE LÍMITE

1-HERVIR UN OSO me ha parecido fabuloso. Apabullante en ideas, talento y originalidad, el extraño humor (¿alguien dijo "post-humor"?) de Miguel Noguera y Jonathan Millán me ha obligado a reírme, a veces sonoramente, de cosas que no tienen ni puta gracia. ¿Ah, pero es que algo realmente la tiene? La pregunta. Cuando cerré la última página del libro, además de percatarme de que estaba ante dos talentazos del nuevo cómic de humor (espero que
sigan haciendo tebeos, aunque me parece, creo, tengo entendido que pronto tendré el honor de compartir espacio con ellos), me encontré preguntándome de qué coño me había estado riendo durante todo el cómic. Porque muchas de las propuestas demenciales de Noguera y Millán están basadas directamente en lo escatológico, lo cruel absurdo y lo abyecto. La única respuesta que se me ocurrió fue aquello que Baudelaire intuyó hace más de siglo y medio, cuando escribió sobre LO CÓMICO Y LA CARICATURA. Baudelaire se preguntaba extrañado por qué el ser humano se reía, en general y en particular con las entonces emergentes caricaturas de prensa, de cosas de las que en realidad debería sentir miedo. Su respuesta fue que la risa viene de la idea de la propia superioridad. "La idea de un ser superior...", que diría Noguera en uno de sus Ultrashows. O "La posibilidad de que dentro de unos años concedan un permiso penitenciario al monstruo de Amstetten, para realizar una pequeña ronda de entretenimiento en distintas televisiones europeas. Al entrar en el plató, el público tendría que aplaudirle forzosamente, tendrían que aplaudir al monstruo obligados por la propia estructura del programa", como proponen Noguera y Millán en uno de los apartados de HERVIR UN OSO (43-APLAUDIR AL MONSTRUO DE AMSTETTEN).

Claro que nos reímos desde una creencia en la propia superioridad, lo cual hace muy relativa esa superioridad. Nos sabemos más capaces y "mejores" que los animales, superiores a la naturaleza por haberla conquistado, pero en la risa se encierra también nuestra propia miseria al tratarse sólo de una conquista parcial. Una "miseria infinita respecto al Ser absoluto del que posee la concepción", en palabras de Baudelaire. La risa, esencialmente humana" y "esencialmente contradictoria", nos está diciendo que nos reímos en el fondo de nuestra conciencia de sabernos limitados, finitos, pequeños mocos pegados en una esquinita de la parte inferior de la gigantesca mesa del universo. Bueno, en fin, no sé si Noguera y Millán se merecen este rollazo, así que aquí abandono mi apunte sobre 1-HERVIR UN OSO, publicado por cierto por Belleza Infinita, la la editorial. Os dejo con las perspicaces cosas que escribió Santiago García sobre este soberbio cómic en Mandorla

----

PLUS: algunos descartes del cómic en el blog de Jonathan Millán

---

ACTUALIZACIÓN

Otra reseña de 1-HERVIR UN OSO, ésta de Rubén Lardín

ACTUALIZACIÓN II

Otra más, de Little Nemo's Kat

7 comentarios:

el tio berni dijo...

Pedazo de tebeo, ¿eh? Marciano a tope en su concepción, incluso para un cómic de humor, de gags. Marciano en sus ideas y más aún en su desarrollo, que transita caminos que estaban por abrir. Y eso es lo que mola, porque bueno, para leer a Gary Larson, a Quino, a Piraro... pues ya les tenemos a ellos, no necesitamos sucedáneos. Pero Noguera y Millán son AUTÉNTICOS. Ayer mismo convencí (tampoco me costó mucho) a una amiga de que lo comprara.

BLAS dijo...

Ayer tarde lo pasé "por sevillanas"
Gracias por todo.

Saludos Blasianos.

Iñaki dijo...

Divertídísimo. Te deja descolocado en una página y te mueres de risa en la siguiente.

Y se lee y relee, y te diviertes y te rediviertes.

Gaston dijo...

un comic increible, a mi me pasó igual que a tí, me desconcertaba al empezarlo, pero en algunas páginas no paré de reir y me dí cuenta de que estaba delante de algo grande. Este humor es muy especial y rompe con ciertas tradiciones de "comics humorísticos"
yo estoy alucinando estas dos últimas semanas y gracias por el enlace.

P.D: Por cierto, enhorabuena por la exposición, a ver si la semana que viene puedo escaparme a verla, que libro un par de dias

un abrazo
A.

toni bascoy dijo...

Enormes estos dos tipos.
Sólo una pregunta, por tocaros un poco los pies: ¿pero esto es un cómic? ;)

Pepo Pérez dijo...

Para mí sí, la sensibilidad es la del cómic. No es cómic tradicional, esto sin duda. Es "nuevo cómic". El lenguaje avanza, no se estanca, evoluciona...

Little Nemo's Kat dijo...

Renovación del medio para una propuesta de humor contemporáneo. Grandísimo este tebeo.