lunes, 12 de agosto de 2013

EL CÓMIC SE HACE MAYOR

La escena es la siguiente. Una madre entra con su hijo pequeño a una tienda de cómics. Pide ayuda al vendedor. Y éste, más allá de Astérix y Tintín, se devana los sesos buscando algún título que satisfaga al chaval. ¿Qué ha ocurrido? Que los cómics se han hecho mayores mientras la sociedad permanecía ajena al cambio. Y el sector lidia con prejuicios y clichés. "Sí, mucha gente sigue pensando que los cómics son para niños y adolescentes", lamenta Carlos Portela, vicedirector del salón del cómic de A Coruña, Viñetas desde o Atlántico. "La gente profana cree que es cosa de niños; de adolescentes para abajo", abunda Alberto Simón, dueño de la tienda especializada Elektra Cómic.
Así comienza un reportaje de Pablo Pazos sobre cómic para adultos con declaraciones de libreros, editores y autores, entre ellos un servidor. El reportaje sigue en Zoom News