lunes, 13 de diciembre de 2010

INTERNET Y LA GRAPA IMPRESA


Internet es intranscendente, y el quiosco sigue siendo la salvación para el tebeo (recomiendo pinchar en el enlace para entender de qué hablo). Yo no sé en vuestra ciudad, pero en la mía cada vez se cierran más quioscos (algunas noticias hablaban de un descenso de ventas del 30% o el 40% en los últimos años), y bien que lo siento por los quiosqueros, puesto que el suyo es un negocio que ha formado parte de la vida de muchas generaciones entre las que me incluyo. Igual es que no hay ninguna relación entre la implantación masiva de internet en los hogares (internet es irrelevante) y la crisis de ventas de la prensa y revistas impresas. Periódicos, revistas y tebeos de grapa que se venden (o vendían) en quioscos, claro.

Sólo una cosa más sobre el asunto: he estado unos días de viaje en México DF, ciudad maravillosa, inabarcable y sencillamente increíble a la que espero volver, acogido y llevado y traído gracias a la generosidad de los amigos (Santiago y María, Juanvi y Lilo, besos desde aquí). Sobre Ciudad de México espero hablar más en próximos días, pero ahora sólo quiero comentar que allí hay quioscos por todas partes que venden de todo, periódicos, revistas, tebeos y libros, y algunos son ciertamente grandes, montados en plan tenderete. ¿Cuál es la diferencia? Según me contaban algunos dibujantes mexicanos (de los que también espero hablar en breve), allí internet aún no está implantado masivamente en los hogares. Sin embargo, me contaban también, en los últimos años están cerrando poco a poco algunos quioscos, y los quiosqueros que siguen en el negocio se quejan de que cada vez venden menos, de que ya no es como antes. ¿Os suena? Sí, eso está sucediendo lentamente, conforme se extiende internet en los hogares mexicanos. Se cierran locutorios públicos, se cierran quioscos. Y el papel impreso, la revista, el cuadernillo grapado, cada vez es más irrelevante.

---

(la foto de arriba es auténtica del DF, la he robado del blog de Agustín Fernández Mallo)

3 comentarios:

Palabras dijo...

Más o menos como las cabinas telefónicas y el uso del móvil... Díficil solución tiene esto, en Grecia hay tropecientos quioscos y venden absolutamente de todo, no sé si ampliar tanto la oferta serviría de algo...

kioskero dijo...

Gracias por tu apreciación sobre mi gremio.
Sí es verdad que internet esta haciendo daño en la venta de publicaciones, pero es mucho mayor el daño que hacen a los kioskeros los distribuidores (incluso los editores) con sus practicas abusivas y que con ello estan provocando la desaparición de los kioskos.

Pepo Pérez dijo...

Gracias a ti por tu comentario. Espero que salgáis adelante tras este periodo de transición y acomodo a los nuevos tiempos de internet. La verdad es que para todos los que nos hemos criado con la "cultura del quiosco" resulta inimaginable su desaparición.