martes, 7 de marzo de 2017

graf, graf, graf

El GRAF BARCELONA 2017, Festival de cómic independiente y autoedición, me ha parecido apoteósico. Honestamente, creo que esto tiene poco o nada que envidiarle ya a la SPX estadounidense (el festival de cómic alternativo más importante de Norteamérica). El marco, Fabra i Coats Fábrica de Creación, es insuperable y brinda unos servicios e instalaciones que, ahora mismo, no creo que haya en ningún lugar de España. Fabra i Coats es una antigua fábrica textil reconvertida en centro cultural público (titularidad del Ayuntamiento de Barcelona) previa inversión millonaria en instalaciones interiores. He visto pocos lugares así, y casi todos fuera de España: Italia, Francia, EE UU. En Málaga el centro cultural La Térmica sería el equivalente aunque bastante más modesto. Al grano: el espacio, inmejorable, brindaba la posibilidad de una gran superficie ocupada por numerosos editores y autoeditores jóvenes, y esto en la capital tradicional más importante de la edición en España. Tebeos hechos aquí, por autores de aquí, jóvenes y no tan jóvenes que en muchos casos vienen de escuelas de arte regladas. Y se nota. Sus cómics no se deben a códigos o tradiciones industriales sino a otras tradiciones, las de las artes visuales. Bienvenidos sean: ya hace tiempo que están aquí, desde al menos una o dos generaciones de autores, y sus «inputs» creativos no han dejado de enriquecer la tradición previa del cómic (comercial, industrial o como quiera llamarse). 

No me quiero ir (del post) sin destacar la calidad de las actividades, talleres y mesas redondas, de nivel internacional (por destacar una sola, la charla del gran Darío Adanti, dirigida por los magníficos Mery Cuesta y Miqui Otero; véase foto debajo) y del funcionamiento de toda la organización, discreta, eficaz y puntual. Muy apropiada, por cierto, la inclusión en el GRAF de la Tebeoteca de Christian Osuna y del stand de consulta de cómics que montaron las bibliotecarias de la Biblioteca Ignasi Iglésias-Can Fabra (situada al lado de Fabra i Coats, cruzando la calle), que cuenta con una colección de cómics que es, para hablar pronto, cagarse (un saludo desde aquí a la bibliotecaria Lluïsa Pardo). 

Felicidades a Borja Crespo, Iñaki Sanz, Mireia Pérez, Gerardo Vilches y a todos los demás organizadores de este evento que se consolida y CRECE (mayor número de visitantes en todos los GRAFs celebrados hasta el momento).


Gracias por supuesto por invitarme, fue un placer colaborar como pude con las dos mesas redondas que me encargaron moderar («Cómic digital. Teoría y práctica», con Laurielle, Marcos Martín, Flavita Banana y Gerardo Vilches, y «Paella de sushi. Influencia del manga en nuestros cómics», con Natacha Bustos, Maria Llovet, Luis Bustos y Víctor Puchalski). He vuelto cargado de fanzines, cómics alternativos y, lo más importante, experiencias memorables y recuerdos en consonancia.

Fotos: Facebook de Borja Crespo