martes, 28 de junio de 2016

vivir a través de viñetas

Todos los autores consultados coinciden en la dificultad de elegir un solo título, sea cómic infantil o novela gráfica. Al mismo tiempo, están mayoritariamente de acuerdo que se decantan por uno u otro por la influencia en un determinado momento de sus vidas que les hizo cambiar la visión que tenían de la historieta. Uno de los dibujantes más influyentes, Paco Roca, con libros que tratan desde temas como el Alzheimer en ‘Arrugas’ —adaptada luego al cine, por la que obtuvo el Goya al Mejor Guión Adaptado de 2012—, al exilio republicano durante la II Guerra Mundial en la profunda y desgarradora ‘Los surcos del azar’ (2013), se inclina por la adaptación de la novela de Paul Auster ‘Ciudad de cristal’ (1994) a cargo de David Mazzucchelli y Paul Karasik. «Gráficamente me pareció espectacular, pero lo que realmente me pareció revelador fue el uso de la viñeta no como una ventana a la realidad sino como una entrada a un mundo metafórico». Mazzucchelli, un dibujante que antes de retirarse del cómic de superhéroes había firmado dos obras esenciales bajo los guiones de Frank Miller, ‘Daredevil: Born Again’ (1986) y ‘Batman: Año Uno’ (1987), siguió indagando y ampliando horizontes narrativos, primero en historietas como ‘Big Man’ (1993), y más tarde en la novela gráfica elegida por el guionista y escritor Antonio Altarriba, ‘Asterios Polyp’ (2009), «la obra que más y mejor utiliza los recursos propios del cómic, desde el color a la tipografía, desde la forma de la viñeta hasta los márgenes, desde el estilo del dibujo hasta la portada…». 
Miguel Ángel Oeste pregunta a una serie de autores, editores y libreros cuál es su cómic favorito, o el más influyente en su carrera. Sigue en Diario SUR