domingo, 22 de marzo de 2015

finales de agosto, principios de septiembre (la balada de zapico)

Los seguidores de este blog ya saben que he venido publicando una serie de pequeños reportajes sobre el trabajo y proceso creativo de autores de cómic a los que conocí durante mi estancia el pasado verano en La Maison des Auteurs de Angulema, y aún me queda material pendiente de publicar. Aprovecho el lanzamiento de La balada del norte (Astiberri), de Alfonso Zapico, para rescatar las fotos que tomé en su estudio, en el apartamento de Angulema donde este dibujante asturiano reside desde hace varios años. Alfonso Zapico (Blimea, Asturias, 1981) es hombre tímido pero hablador, de poco comer y de mucho hablar, especialmente cuando ha cogido confianza con su interlocutor. Su carrera en el cómic, bien conocida por muchos de vosotros, ha sido meteórica: siete novelas gráficas publicadas desde 2008 y varias contribuciones a libros colectivos, una residencia en la citada Maison des Auters en 2012, Premio Nacional de Cómic ese mismo año por Dublinés (2011) y otros galardones, nacionales e internacionales. La foto de arriba es obviamente de su escritorio (clic con el botón derecho para ampliar las fotos). Así lo tenía cuando fui a visitarle a su apartamento de Angulema, una soleada mañana de finales de agosto, principios de septiembre.
Dibujos para La balada del norte. Cuando le visité, Alfonso estaba terminando el primer volumen (de dos) de una historia ambientada en en los días de la revolución asturiana de 1934. Alfonso nació y se crió en la región minera de Asturias y conoce a fondo la minería por sus parientes y allegados, un entorno que ha marcado su vida y su visión del mundo; también se define a sí mismo como «provinciano y socialdemócrata».
Todos tus secretos
Bocetos sueltos que capté entre sus dibujos, a saber para qué los hizo (están locos estos romanos)
La influencia del difunto Yoshihiro Tatsumi, supongo (o no)
Por las páginas que pude ver durante mi visita, La balada del norte me pareció lo mejor que ha dibujado Alfonso hasta el momento
A continuación, un ejemplo de su proceso creativo una vez que ha dibujado y entintado una página (manualmente). Alfonso entinta con —actualización a preguntas del respetable— Pentel + rotulador Pigma Micron para la mayoría de trazos. «Yo soy más de plumilla, pero cuando hay prisa...», dice Alfonso.
 
Escaneo de la tinta, ya lista en el ordenador para añadir grises con el Photoshop
Alfonso utiliza varias capas del Photoshop para superponer texturas con los grises
Más texturas
Ahora, los detalles finales: rotulación definitiva y dibujar en blanco el fondo de los bocadillos
Relleno de los marcos de viñetas en negro
Cambio del modo de color de la página, a escala de grises, preparando el archivo digital para la imprenta
Arriba, otra página que le pesqué en su ordenador
Pasa la vida, pasa la
Una doble página diagramática que captó mi atención, espléndida, que pretende mostrar visualmente la estructura de una mina asturiana
La carpeta digital de su ordenador donde guarda las fotos de documentación para La balada del norte. Veamos algunas de esas fotos
De la documentación al dibujo:

o cómo usar la foto de archivo para dibujar una viñeta. Concretamente, para mostrar «cómo se hacen las cosas»; en este caso, el entibamiento de la mina. 
Otra página de bonito diseño
Dibujo del óvalo decorativo, una «mandorla laica», para la portada del libro
 
La primera versión de la portada vista en su ordenador, que no fue a imprenta. Debajo, la versión definitiva. Las decisiones de portada son fundamentales; no creo que haga falta explicar el cambio del personaje central
Más páginas de La balada del norte, fotografiadas al azar o porque algo en ellas captó mi atención, como esa silueta en negro de la viñeta de abajo
La página, ya terminada (imagen de Entrecomics)
Bonitos escenarios
Bocetos para otros trabajos. Alfonso alterna sus cómics con encargos de ilustración
Bienvenido a mi humilde morada,
 
espero haya tenido una agradable visita,
vuelva usted cuando quiera.

---

Más: 
—portafolio de La balada del norte en la web del autor
adelanto con las primeras páginas del libro
—entrevista a Alfonso Zapico en El Cultural, por Fernando Díaz de Quijano: «Asturias, 1934. Viñetas desde la mina»