martes, 4 de enero de 2011

NEOLENGUA.

1984. Al final de 1984, de George Orwell, aparecía un apéndice titulado "Los principios de la neolengua". En él se explicaban los principios básicos de la neolengua, una versión muy simplificada del inglés que el régimen autoritario del Partido de la novela usaba y pretendía implantar entre los ciudadanos. Copio de la wikipedia que lo resumen bien:

"El objetivo de crear tal lengua era sustituir a la viejalengua (Oldspeak), es decir, el que para el lector sería el inglés actual, para así dominar el pensamiento de los miembros del Partido, y hacer inviables otras formas de pensamiento contrarias a los principios del Ingsoc (lo que en el libro se conoce como crimen del pensamiento, crimental o ideadelito, dependiendo del traductor del libro). Por ejemplo, para evitar que la población desee o piense en la libertad, se eliminan los significados no deseados de la palabra, de forma que el propio concepto de libertad política o intelectual deje de existir en las mentes de los hablantes".

En 1984, como es sabido, el Partido encarnado en el Gran Hermano tenía un Ministerio de la Verdad y también tenía a funcionarios que se encargaban de suprimir cada día nuevas palabras del diccionario oficial, especialmente, claro, las palabras que se consideraban "peligrosas".

---

1986. Un solo ejemplo entre muchos de cómo se usaba con naturalidad "novela gráfica" en los 80, dentro del mundillo, sin que nadie se rasgara las vestiduras:
"Actually, “Batman: Year One” has its origins in Miller’s concept for the original Dark Knight series some years ago. It was then that Miller and Steve Gerber proposed to DC their idea for the “Metropolis” line of comics, which would revamp DC’s three principal characters and start their continuity over again from the beginning. The new Wonder Woman series would have been titled Amazon, the new Superman series The Man of Steel (which, of course, would not have been the same as John Byrne’s series of the same name), and the new Batman series would have been called Dark Knight. “I plotted the first four issues of the Batman title,” Miller says, but the Metropolis line was never launched, and he later used some of the ideas he had worked up for the Batman in his recent graphic novel series".
Esto lo escribía Peter Sanderson en la revista Amazing Heroes #102 (septiembre 1986). Con la última frase se refería, por supuesto, a los cuatro tomos de THE DARK KNIGHT RETURNS, recogidos en 1987 en uno solo al que se llamaba, por supuestísimo, novela gráfica. Se le llamaba así desde la propia DC y se le llamaba así en las revistas del mundillo, pero, a partir de ahí, también en los medios generales donde salió reseñada la obra, que fueron muchos (Rolling Stone, New York Times, Village Voice, The Observer, The Times, etc.). En algunos de esos medios entrecomillaron el término por su novedad entonces, "novela gráfica". Y, sin embargo, no había muchas dudas de que esa novela gráfica era cómic, aunque fuese un nuevo tipo de cómic al que los lectores del gran público no estaban acostumbrados a las alturas de 1986.

Un anuncio de DC inserto en los comic books de la época (sí, pone "graphic novel")

Un anuncio de Titan Books de 1987

---

2011. Por eso no puedo dejar de asombrarme de esta movida actual protagonizada por algunos que pretende, a base de "correcciones" en el lenguaje si alguien lo usa, cuando no de chistes vejatorios o insultos directos, "abolir" el término novela gráfica, aunque lo siga usando muchísima gente, especialmente los medios generales ahora mismo.

Que nadie use el término si no le gusta, digo yo, pero dejemos a quien quiera usarlo que lo siga haciendo, aunque ahora se asocie a "otro tipo" de cómic (como el que estaba el otro día en la lista del Babelia de El País, por cierto: NOTAS AL PIE DE GAZA, de Joe Sacco). Porque novela gráfica es un término que está en la tradición del cómic, surge en el cómic, se desarrolla y populariza en él. Está en nuestro vocabulario, en el de la cultura del cómic. No entiendo que alguien pretenda "borrarlo" de él. Y, como ya he dicho más de una vez, si renegamos de un término que está en la cultura del cómic, entonces sí, entonces es cuando alguien que no conoce esa cultura del cómic podría pensar que la novela gráfica ha brotado "espontáneamente". Y que no tiene nada que ver con la tradición del cómic.

14 comentarios:

Ismael Fancito. dijo...

Por mi naturaleza de bicho amniótico yo no lo veo así. Si me colocan delante de la cubeta de ratas y me obligan a hacer comparaciones con la novlengua gritaría viendo a la novela gráfica como el socing asesino y las cosas del tebeo como el oldspeak. La muerte de la analogía. Y si nos tiramos sobre Nuevas palabras creo que puede estar muy complicado retratarle una historicidad a la palabra novela gráfica según (creí ver yo que) comprendía su autor la relación entre arbitrariedad y motivación.
Historieta siempre me pareció una de las palabras más polifónicas que podía conocer hasta que, con internet, supe del quadrinho. Espero que a ellos no les ocurra lo que ya tenemos por aquí. Temo por la competencia comunicativa de los niños si pasan de hablar de cómics a novelas gráficas, todos hemos visto como dijeron "escritores gráficos" en un programa de libros.
Seguiré utilizándo novela gráfica para reírme con todas las tontas ludoladas de lengua que se me ocurran. Y que se rían de mí. Nunca molesta. Los que sí deberían picar de verdad son los que saben argumentar. Esos siempre tendrán el tablero de ajedrez lleno de fichas. ¡Cuidado con ellos!

Ismamelón

[¡Jope, ya no se pueden dejar comentarietes anónimos!]

Pepo Pérez dijo...

Pues tú bien que estás argumentando ; )

A favor de
"Historieta siempre me pareció una de las palabras más polifónicas que podía conocer hasta que, con internet, supe del quadrinho"

Lo cual me parece muy bien. Todas son bonitas, todas son preciosas. Que cada cual use la que más le guste. Es mi idea. Tablero libre. Sin CENSURAS.

Pepo Pérez dijo...

Lenguaje vivo y libre. Y novela gráfica, para mí, está en el vocabulario del cómic (y por tanto de mi vida) desde al menos hace 30 años. Luego no voy a renunciar al término porque alguien pretenda ahora "abolirlo".

Pepo Pérez dijo...

Suprimirlo, como en la neolengua.

Pepo Pérez dijo...

De hecho, hasta hace pocos años no lo usaba mucho. No me gustaba mucho el término. Ahora, con esta insistencia de los "nuevos censores" en suprimirlo, lo uso todo lo que puedo. Lo han conseguido conmigo.

Novela gráfica novela gráfica novela gráfica.

De buen rollo, eh?

Pepo Pérez dijo...

Porque, como decía, el "oldspeak" o vieja lengua de la cultura del cómic incluye con normalidad "novela gráfica" desde al menos los primeros 80. Es decir, desde hace al menos TREINTA añazos.

Es ahora cuando algunos quieren suprimirlo.

Álvaro Pons dijo...

Pero...¿quién quiere suprimirlo?

Pepo Pérez dijo...

Pues si no hay nadie que quiera, ¡mejor!

Pepo Pérez dijo...

Vamos a repetir con emoticono, no vaya a ser...

Pues si no hay nadie que quiera, ¡mejor! ; )

Pepo Pérez dijo...

No eliminen palabras del "diccionario comiquero" que siguen vivas, por favor... y que, como pasa con un diccionario de verdad, que cada cual use las que más le gusten. Sin discordias, etc.

Tirso Cons dijo...

Me ha gustado mucho esta entrada Pepo.
Pero , como Alvaro, pregunto... ¿de verdad alguien quiere eliminar el término?
Me parece que tu argumento es de lo más razonable que he leído en siglos... llámale X!! Tebeo, comic, como quieras. Hablamos todos del mismo medio.
De hecho, llamarle tebeo usando el nombre de una cabecera concreta... también podría resultar ofensivo a quien quisiera sentirlo así...

Por que al final, no hiere quien quiere, sino quien puede, y para eso el receptor debe estar predispuesto.

De alguna manera, como lo entiendo, es que hay quien trata de hacer distinción según el tema o el formato de una obra, minimizando la labor del autor según el caso, o viceversa...

Por ejemplo, entre nosotros, que hemos hecho alguna que otra página, que hemos publicado, y que alguna vez nos han preguntado en alguna entrevista... "¿Pero tú haces cómics o novelas gráficas?" Pues esto... que digo. ¿Lo que me dejan? ¿lo que puedo? ¿Lo que sé?

No creo que sea cuestión de eliminar terminología: Cuánto más se enriquezca el lenguaje, y crezca la terminología del medio, mejor. Pero a veces, sobre todo con acercamientos neófitos de los medios, se trata de calificar de una manera cosas que no lo son o estableces fronteras que no existen, sea para ser entendido mejor por los más profanos, como para establecer clases. Y las clases, las marcan las historias. Las hay buenas, malas, regulares, etc.

Un saludo Pepo, Feliz año!
t.

Pepo Pérez dijo...

"¿Pero tú haces cómics o novelas gráficas?" Pues esto... que digo. ¿Lo que me dejan? ¿lo que puedo? ¿Lo que sé?"

Di lo que tú creas que haces, o lo que más te guste.

En mi caso personal, cuando me han preguntado eso en el último año, yo he dicho algo así "bueno, hago cómics, tebeos. Las novelas gráficas son cómics también, son parte del cómic". Eso es por supuesto lo que YO digo, que cada cual haga lo que más le guste.

Un saludo, Tirso, igualmente.

Tirso Cons dijo...

Sí, sí, si lo mismo digo yo...
pero me refería a lo de responder "historieta" y que te digan "Osea, tebeos para niños"...

Ya sabes...
También incluso ser testigo de neocatedráticos del cómic que te explican ese invento nuevo y serio que es la novela gráfica, y que nada tiene que ver con los comics...

He visto ya sentar tantas cátedras respecto a esto... que también fatiga a quienes quieren hacer creer que la novela gráfica es el 10º Arte.

Bajo mi punto de vista la novela gráfica es lo que es de siempre. una "historia autoconclusiva", si se le quisiera añadir, "de larga duración", sin restricciones temáticas ni autorales.
Es obvio que existen restricciones de formato (tamaño de impresión/número de páginas) dados por los propios mercados... pero también existen para la propia novela gráfica, por que lo que a priori puede dar pie a una libertad estructural o incluso temática se verá coartado también por el propio mercado/editores.
La situación actual está dando luz verde a muchas más obras bajo este formato, lo que desde luego nos beneficia a todos...
Por que al menos nos permite plantear nuevas fronteras, sin que por ello dejemos de hacer lo mismo de siempre.

Bueno, de todas formas, yo siempre estoy en contra de cualquier erradicación o veto.

Así que, no podría estar más de acuerdo contigo... y como decía aquel, Y TODO LO CONTRARIO! :-)))))

Un saludo!

t.

Tirso Cons dijo...

Por cierto, con lo de tebeos de niños, no es para menospreciarlo, de hecho soy el primero que le encanta trabajar en tebeos para niños, jóvenes, o para el que le gusten...
^_^