martes, 3 de agosto de 2010

VERANO EN LA CIUDAD

"El verano en Nueva York tiene algo de extraordinario. Rodamos la película durante un verano especialmente caluroso y por las noches es como si la atmósfera rezumara virus. Se huele en el aire y sientes su sabor en la boca. (...) una rara enfermedad repta por las calles de la ciudad y, mientras rodábamos la película, nos deslizábamos tras ella. Muchas veces la gente nos amenazaba y teníamos que salir corriendo. Una noche, mientras rodábamos en el barrio de los sastres, mi padre se acercó al rodaje al salir del trabajo. Era tal la multitud apretada a nuestro alrededor que, cuando me separé de la cámara para hablar con él, me resultó imposible volver. Eso era algo normal".

"Toda la película está muy basada en las impresiones que tengo de mi crecimiento en Nueva York y mi vida en la ciudad. Hay un plano en el que la cámara está montada en el techo de un taxi que pasa junto a un cartel de Broadway que dice "Fascinación". Es la idea de sentirse fascinado, de ese ángel vengador que flota por las calles de la ciudad que, para mí, representa todas las ciudades".

"Pensé en el personaje de John Wayne en Centauros del desierto (The Searchers). Éste no dice demasiado, salvo: 'Ya llegará el día' (de donde Buddy Holly sacó la canción 'That´ll be the day') No encuentra su sitio, porque acaba de luchar en una guerra en la que creía y ha perdido, pero guarda en su interior un gran amor que alguien ha conseguido sacar. Pierde el norte y durante la larga búsqueda de la chica mata a más búfalos de los necesarios, porque eso significa menos comida para los comanches, pero todo el tiempo está decidido a encontrarla; como él dice: 'tan seguro como la Tierra gira'."

"No fue fácil que Bernard Herrmann compusiera la música de Taxi Driver. Era un viejo maravilloso, pero muy irritable. Recuerdo la primera vez que le llamé para que hiciera la película. Me dijo que era imposible, que estaba muy ocupado y me preguntó cómo se llamaba. Se lo dije y contestó: "Oh, no, no es mi tipo de título. No, no, no". Yo le dije, "Bueno, tal vez podamos reunirnos y charlar un poco". Él dijo: "No, no puedo. ¿De qué se trata?" Entonces se la conté y dijo: "No, no, no. No puedo. ¿Quién está en el reparto?". Se lo dije y contestó: "No, no, no. Bueno, supongo que podríamos charlar un ratito". Trabajar con él fue tan satisfactorio que cuando murió en Los Ángeles, la misma noche en que acabó la partitura, en Nochebuena, dije que no había otro que se le pudiera comparar. Llegas a saber lo que te gusta si ves bastantes películas, y pensé que su música crearía el ambiente perfecto para Taxi Driver".

"Yo quería que la violencia del final fuera como si Travis tuviera que seguir matando a toda aquella gente para detenerlas de una vez por todas. Paul lo veía como la "muerte con honor" de un samurai (por eso intenta suicidarse) y pensaba que si él hubiese dirigido esa escena, habría habido toneladas de sangre por las parredes, un efecto más surrealista. Lo que yo buscaba era una situación del Daily Mail, algo que lees todos los días: 'Tres hombres asesinados por un solitario para salvar a una joven'. Bickle decide conducir su taxi por toda la ciudad, incluso por las peores zonas, porque eso alimenta su odio."

"Me sorprendió la reacción del público ante la violencia. [...] Una vez vi Taxi Driver en un cine, la noche del estreno, creo, y todo el mundo gritaba y se desgañitaba en los tiroteos. Cuando la hice, no tenía intención de que el público reaccionara así: "¡Sí, dale! ¡Vámonos por ahí a matar gente!". La idea era crear una catarsis de la violencia, que se encontraran diciendo: "Sí, mata"; y que luego se dieran cuenta, "Dios mío, no", como una de esas extrañas sesiones de terapia californiana. Ése fue el instinto que me guió, pero asusta oír lo que pasa en el público".

"La gente se identificaba mucho con la película en términos de soledad. Nunca imaginé lo que el cartel haría por la película, una imagen de De Niro andando por la calle con la frase "En toda ciudad hay un hombre". ¡Y creíamos que el público rechazaría la película pensando que era demasiado desagradable y que nadie querría verla!"
Martin Scorsese, sobre TAXI DRIVER (1976), en el libro de entrevistas MARTIN SCORSESE POR MARTIN SCORSESE, de David Thompson y Ian Christie (Alba Editorial, 1999, pp. 88-99)

9 comentarios:

Urbs dijo...

Con Scorsese ya comienzo a tener la misma pesadilla recurrente que Paco Alcázar

Pepo Pérez dijo...

ja, ja... de todos modos, creo que Taxi Driver está mitificada con razón. La ves ahora y sigue siendo impresionante, única.

Alvy Singer dijo...

Pepo, The Fixer se llama el Holy Terror de Milller. Madre. http://www.elpais.com/articulo/revista/agosto/Harry/Sucio/Qaeda/elpepirdv/20100803elpepirdv_9/Tes

Pepo Pérez dijo...

Sí, ya lo leí el otro día, estaba por todo internet, gracias. Habrá que leerlo, no?

Alvy Singer dijo...

Tengo curiosidad, pero este Miller histérico no me inspira mucha confianza. En todo caso, DK2 es la obra de arte definitiva de este hombre, al menos la que pretendía en obras anteriores (forja de lenguaje, sátira política, complejidad filosófica), y la releeré hasta cansarme.

Jordi Bravo dijo...

No se donde leí (sorry) que Gangs of new york la quiso rodar con De Niro y con música de The clash en la época de Taxi Driver. Que lástima que no pudo ser.

jordim dijo...

Martin es grande, y la tiene grande.

Celestino dijo...

Es el mejor....cuando trata el tema urbano es genial y cuando se le va la olla en otros géneros se pasa tres pueblos siempre...pero de muy lejos (unos malos rollos que no veas)...pese a que dice que ya no le interesa el mundo de hoy día sigue estando totalmente puesto en todo y sigue siendo un gigante!!!!...

Me estoy pegando yo también un verano de Scorsese que no veas....el otro día me di cuenta de que mi vida se parece cada día más a la del protagonista de "malas calles".....

Por cierto, la del Spirit de Miller es infumable...traté de verla tres noches seguidas pero me quedé siempre dormido....:)

筱佳恩婷 dijo...

一棵樹除非在春天開了花,否則難望在秋天結果。............................................................